Pacto político de Chiclana entre el PP y el PVRE

Ecologistas en Acción considera un escándalo y una clara malversación de la política el que el partido de los propietarios de viviendas ilegales de Chiclana se haga cargo del urbanismo.

El pacto político alcanzado por el Partido Popular (PP) y el Partido Vecinal Regionalista (PVRE) en Chiclana supone una clara malversación de lo que debe ser la acción política, o sea, la organización de la sociedad en función de los intereses colectivos. Este pacto insólito supone:

- Que al PP está dispuesto a todo con tal de mantener el poder en Chiclana. Con este pacto demuestra que no le importa nada la ordenación territorial, ni el desorden y caos que existe, y puede seguir existiendo en este municipio; no le importa el descontrol paisajístico, la perdida de calidad ambiental, el estado de sus acuíferos, el control de las extracciones de aguas, el control de los vertidos… todo lo que conlleva un municipio que tiene más de 15.000 viviendas ilegales.

- Que el PP sigue con la política desarrollada durante décadas por el PSOE de apoyo a los procesos urbanísticos ilegales, que se han convertido en un cáncer de difícil solución. Es denunciable y detestable la actitud de estos dos partidos en Chiclana de buscar un caladero de votos entre los constructores de viviendas ilegales.

- Que el PVRE solo está en política para sus intereses bastardos, algo parecido a aquello de “estamos en política para forrarnos”; está en política con la intención declarada de no pagar por sus actos ilegales.

- Que, en definitiva, lo que ocurre en Chiclana es un escándalo sin precedentes, pues si este municipio era famoso por ser el de mayor número de viviendas ilegales en Andalucía, ahora lo será por ser el primero que pone el urbanismo en manos de un “partido” que representa a los infractores y delincuentes urbanísticos. Estamos ante un claro ejemplo de políticos movidos por sus propios intereses.

Ecologistas en Acción advierte que estará vigilante, y si detectase que se paralizan multas y expedientes de demolición, denunciaremos al equipo de gobierno municipal por prevaricación y por delitos contra la ordenación del territorio. Vamos a formalizar una petición al Ayuntamiento de información sobre expedientes abiertos, estado actual, multas cobradas, destino de las mismas…etc, para que la “normalización urbanística” de Chiclana sea conforme a las normas de ordenación del territorio de Andalucía.

Ecologistas en Acción no entiende como a un partido que defiende el incumplimiento de la ley se le ha permitido presentarse a las elecciones, y entiende que la fiscalía debería intervenir exigiendo su ilegalización por perseguir intereses no acordes con un estado de derecho y poder ser considerado como una asociación cuyo objetivo es defender a los que incumplen la ley y pretender que se siga sin cumplir las leyes y normas urbanísticas.




Visitantes conectados: 442