La Caixa denuncia por ejercer la libertad de expresión

Dos miembros de Ecologistas en Acción de Cádiz han prestado declaración en el Juzgado Nº3 de Cádiz enjuiciados por realizar una reivindicativa no violenta en la sede central de CaixaBank. En la declaración ante el juez los ecologistas denunciaron las actividades de destrucción ambiental y social de CaixaBank por su responsabilidad en el fomento del boom inmobiliario y en las políticas de Repsol y Agbar.

Estamos asistiendo en los últimos días al triste espectáculo de ver como miembros de nuestra asociación están siendo denunciados e imputados por ejercer un derecho constitucional, el de la libre expresión. Queremos con esta nota reseñar el perfil del “peligroso presunto delincuente” que deambula por los juzgados por su actividad pacifista y ecologista.

Son jóvenes menores de 30 años, con estudios universitarios superiores, que llevan años trabajando de manera altruista en nuestra ONG, realizando proyectos de investigación marina, defendiendo el atún rojo para que no sucumba victima de la sobreexplotación, rehabilitando nuestras salinas y realizando proyectos de reservas pesqueras.

Pertenecen a una organización ecologista-pacifista que utiliza medios no violentos para denunciar la destrucción del medio ambiente. En este caso la acción simbólica y pacífica pretendía denunciar públicamente en los medios de comunicación la política económica, social y ambiental de CaixaBank (La Caixa) y de otras entidades financieras y económicas en las que participa.

En esta acción varios activistas colocaron desde la escalera de emergencias en la sede central de CaixaBank en Barcelona pancartas reivindicativas con los textos “LA CAIXA ARRASA EL PLANETA”, “JUSTICIA SOCIAL Y AMBIENTAL” y “LIBÉRATE DE LA BANCA”. En el exterior contaban con el apoyo de unas 200 personas. La acción concluyó con la identificación de los activistas y el desalojo por parte de los Mossos de Escuadra sin incidentes. Parece un disparate que esto suponga un delito de allanamiento.

Los causantes de esta crisis económica y del daño medioambiental para nosotros son los bancos, los promotores inmobiliarios con sus activos tóxicos y los políticos negligentes, cuando no corruptos, que no solo no son juzgados, sino que se erigen en denunciantes: el mundo al revés.

Ecologistas en Acción denuncia que a CaixaBank no se le exigen responsabilidades por su contribución al cambio climático, la crisis económica, la destrucción de puestos de trabajo, la enajenación de bienes públicos, la pérdida de biodiversidad, o la contaminación ambiental, sino que, además, se le premia con ayudas públicas. Esto contrasta fuertemente con que ocho activistas de la organización se enfrenten a penas de prisión por desplegar de forma pacífica tres pancartas denunciando estos hechos, una actuación no violenta que apoya toda la organización, que participó de forma masiva con una concentración en la calle, mientras se desplegaban las pancartas.

Las denuncias e imputaciones son para nosotros injustas, anacrónicas y desmesuradas. Si penalizamos a nuestros jóvenes, aplicándoles el sistema judicial por intentar cambiar el mundo, estamos deslegitimando los medios que la democracia nos proporciona para transformar la sociedad de manera pacífica.

También se pueden consultar los siguientes enlaces que amplían la información:

La Caixa arrasa el planeta. ¡Liberémonos de la banca!
http://www.ecologistasenaccion.org/article21892.html

Denunciados por CaixaBank se reafirman en sus acusaciones
http://www.ecologistasenaccion.org/article23068.html

Activistas defienden la legitimidad de la desobediencia civil en su declaración ante el juez
http://www.ecologistasenaccion.org/article23067.html?artpage=3-3#outil_sommaire_2




Visitantes conectados: 250