Situación crítica de abastecimiento de agua por la mala gestión

Pérdidas en las conducciones (MAS y municipios) de hasta un 20 %, ampliación de regadíos (maíz y alfalfa) excedentarios en la UE y más competitivos en zonas del Norte, precio del metro cúbico reducido, la no incentivación de medidas de ahorro, son entre otros, los motivos de la actual situación.

Mientras la MAS (Mancomunidad de Aguas del Sorbe), ayuntamientos, Ministerio de Medio Ambiente y Junta de Comunidades, nos pide que ahorremos agua, por las tuberías se pierde el 19% del agua. "Sólo nos acordamos de santa Bárbara cuando truena", ya que en años con mejor pluviometría no se hace ningún esfuerzo por evitar el derroche.

Ecologistas en Acción de Guadalajara, considera que los últimos llamamientos a la ciudadanía para que ahorren agua, son buenos, pero desde nuestra organización le hacemos un llamamiento a los gestores para que opten por una nueva cultura del agua, donde la planificación irracional y la mala gestión del agua hecha hasta la fecha, pase a la historia.

Ecologistas en Acción considera imprescindible reducir las actuales demandas de agua, frenando la expansión de los regadíos y el crecimiento urbanístico.

En Guadalajara se han multiplicado las hectáreas de regadío en los últimos años, de especies como el maíz o el alfalfa, que al ser un producto excedentario en la UE, después se subvenciona su eliminación. En Guadalajara se construyeron el pantano de El Atance y el de la Tajera, y nunca han dado servicio. La aprobación de Planes de Ordenación Municipal (POM), en la zona del Corredor del Henares, con una población cercana a 200.000 personas, no ha tenido en cuenta si podría abastecer de agua potable a la población, ni se han condicionado los modelos de vivenda, altos consumidores de agua, por tener jardines y piscinas.

Frente a esta preocupante situación, Ecologistas en Acción, considera necesario incrementar al máximo la eficiencia en la utilización del agua. Para ello hay que reducir las pérdidas en las redes de distribución, fomentar el establecimiento de técnicas de riego eficientes, reutilizar las aguas residuales depuradas, etc. Sin embargo, las demandas actuales son ya tan elevadas, que la adopción de esas medidas no será suficiente. Por ello, será necesario actuar directamente sobre las causas que disparan el consumo de agua, especialmente en la zona del Corredor el Henares, donde cada vez son mas las zonas en las que las demandas superan los recursos hídricos renovables. En estos lugares será necesario abandonar parte de los regadíos existentes y frenar el espectacular crecimiento urbanístico que se está produciendo, al ser éstos los dos principales consumidores de la provincia.

Medidas a establecer por el estado y la Junta

- Control de la contaminación de las aguas (el 33% de los cauces -25.000 kilómetros de ríos- presentan calidades de agua inaceptables)

- Erradicación de los regadíos ilegales y alegales (según estimaciones del propio Ministerio de Medio Ambiente, sólo en la cuenca mediterrénea se utilizan de forma fraudulenta más de 1.000 hectómetros cúbicos/año -la misma cantidad de agua que pretendía aportar el trasvase del Ebro-)

- Corrección de las pérdidas en las redes de distribución del agua (datos oficiales estiman las pérdidas en un 30%)

- Aplicación de una política de precios acorde con la Directiva Marco del agua (afectaría sobre todo al uso agrícola del agua, ya que hay agricultores que no pagan o se benefician de tarifas que no superan el 0,01 euro/metro cúbico).

Medidas en la agricultura

- Erradicación de los regadíos ilegales y alegales (según estimaciones del propio Ministerio de Medio Ambiente, sólo en la cuenca mediterrénea se utilizan de forma fraudulenta más de 1.000 hectómetros cúbicos/año -la misma cantidad de agua que pretendía aportar el trasvase del Ebro-)

- En la práctica, las subvenciones de la PAC han provocado la puesta en regadío de amplias zonas de cultivos excedentarios como el maíz, la alfalfa, el melón y la remolacha. El olivar, tradicionalmente de secano, es ahora el mayor consumidor de agua.

- La creación de nuevos regadíos subvencionados es uno de los principales motores para la construcción de embalses y realización de trasvases con significativos impactos ambientales.

Medidas generales

Hay que pasar de una política de promoción de infraestructuras (embalses, desaladoras, trasvases...) a una optimización de la gestión:

* Modernizar las redes de abastecimiento.

* Controlar el consumo de pozos y acuíferos (unos sobreexplotados y otros despreciados).

* Instalar contadores que permitan conocer la evolución del gasto y limitarlo en caso de necesidad.

* Crear bancos públicos de agua como hicieron en California, que permitan comprar concesiones de agua a los agricultores cuando esa agua sea necesaria para los abastecimientos.

* Crear una Agencia del Agua, que coordine todos los mecanismos de control y reaccione con agilidad en función de las necesidades.

* Instalar circuitos cerrados en las industrias que obliguen (e incentiven al mismo tiempo) a las empresas a reciclar las aguas que utilizan y con la consecuente reducción de vertidos...

Todas estas medidas ya practicadas y de acreditada eficacia en otros países de climatología similar a la de España, demuestran, que lo de los cortes de agua es algo tercermundista.




Visitantes conectados: 233