La protección de los tiburones una lenta carrera llena de obstáculos

Ecologistas en Acción lamenta la respuesta del Parlamento Europeo sobre el refuerzo de la ley antifinning y exige al Gobierno español que apueste por la conservación de los tiburones.

El finning (de fin, que significa aleta en inglés) consiste en cercenar o cortar las aletas de los tiburones, echar el resto del cuerpo de vuelta al mar y conservar las aletas para venderlas en el mercado asiático (principalmente) donde se compran a precios astronómicos para hacer la conocida sopa de aleta de tiburón.

Esta práctica, horrible y derrochadora, no está permitida pero la ley que la impide presenta unos vacíos tan exagerados que a la hora de la verdad, el finning sigue llevándose a cabo. Actualmente está en manos de las instituciones europeas la revisión de dicha ley para fortalecerla y poder evitar, de facto, el cercenamiento de las aletas de tiburones.

"La Comisión Europea lanzó una propuesta al respecto, pero el Comité de Pesca del Parlamento Europeo ha mandado recientemente una respuesta a la Comisión que no parece querer seguir el sendero de la conservación, pues es muy contraria al desembarco de los tiburones con las aletas adheridas de forma natural. Precisamente el poder desembarcar por separado aletas y cuerpo es lo que ha hecho que las regulaciones del finning no hayan sido efectivas", ha declarado Lali Musoles, de Ecologistas en Acción.

Ecologistas en Acción no va a aceptar ninguna reforma de la ley que no implique el desembarque de los tiburones sin mutilar, es decir, con las aletas adheridas al cuerpo de forma natural y sin excepciones, ya que es la única medida que puede acabar con el finning de una vez por todas.

Ecologistas en Acción y el resto de organizaciones que conforman Shark Alliance recogieron 30.000 firmas recogidas durante la Semana Europea del Tiburón del pasado año, firmas que exigen que el Gobierno español y en concreto Arias Cañete, Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, apoye la propuesta de la Comisión Europea y que la nueva legislación apueste por el desembarque de los tiburones con las aletas. El Estado español es el primer país exportador de aletas a Hong Kong y por tanto, tiene un papel destacadísimo. Asimismo, debería ser un ejemplo a seguir en materia de conservación.

Los tiburones son especies muy importantes para mantener el equilibrio de los ecosistemas marinos. Pese a la imagen de agresivos depredadores que tienen, son especies muy vulnerables que están siendo sometidas a múltiples presiones. Así lo confirma un informe recientemente publicado por PEW, con el título Navigating Global Shark Conservation: Current Measures and Gaps donde se revela que más de la mitad de las 150 especies de tiburones evaluadas en todo el mundo está "en peligro" o "casi en peligro" de extinción.




Visitantes conectados: 293