Otoño caliente para los tiburones

Ecologistas en Acción solicita a los eurodiputados españoles que miren por los ecosistemas y la biodiversidad en lugar de defender los intereses de la gran industria, que hace presión para no aumentar la protección de los tiburones.

Este otoño el Parlamento Europeo podrá mejorar la protección de los tiburones. Tiene una oportunidad única para endurecer un Reglamento que a pesar de prohibir el finning [1], presenta a día de hoy algunos coladeros que podrían permitir su práctica.

En las próximas semanas el Parlamento Europeo tendrá que tomar decisiones importantes relativas a la protección de los tiburones. A finales de septiembre, la comisión de Pesca del Parlamento europeo (PE) votará su informe relativo al reforzamiento del finning, y en octubre el voto será en el plenario de la cámara. A finales de 2011 la Comisión europea presentó una propuesta para reforzar el reglamento que prohíbe el finning, la práctica consistente en cortar las aletas a bordo y arrojar el cuerpo del tiburón al mar, para destinar un mayor espacio en las bodegas de los barcos sólo para aquellas, que son las que tienen un mayor valor económico. La propuesta de la Comisión consistía en obligar al desembarco de los tiburones con las aletas adheridas de forma natural al cuerpo, en línea con las recomendaciones de expertos y la comunidad científica, y siguiendo las experiencias positivas de otros países.

La mayoría de países de la Unión Europea son favorables a esta propuesta de la Comisión, excepto España y Portugal. El actual Reglamento, que ahora intenta ser mejorado, permite algunos coladeros como la emisión de permisos especiales para cortar las aletas a bordo en determinadas circunstancias y desembarcar aletas y cuerpos por separado en diferentes puertos. Estas excepciones impiden comprobar con total fiabilidad que no se arrojen los cuerpos al mar (es decir, que no se practique el finning). España y Portugal son los dos únicos países que aplican esos permisos, de los que se benefician unos 200 barcos congeladores.

La comisión de Pesca del PE votará el informe elaborado por la eurodiputada portuguesa Maria Patrao do Ceu, que ha abogado por mantener estos permisos como defiende la industria, y por retrasar las medidas de refuerzo del reglamento y los compromisos. Estas posiciones han sido también vehementemente defendidas por la eurodiputada española Carmen Fraga, que argumenta que implementar la propuesta de la Comisión sería muy costoso.

Ecologistas en Acción considera que este otoño los eurodiputados españoles deben alinearse con el sentido común en los debates y votaciones en los que van a participar, pensando en la necesidad de una legislación fuerte para revertir la situación dramática que atraviesan los tiburones. Cerca de un tercio de tiburones y rayas europeos está amenazadas, mientras que el reglamento europeo de prohibición del finning es uno de los más débiles del mundo. Ecologistas en Acción sólo va a aceptar la propuesta de desembarcar los tiburones con las aletas adheridas al cuerpo de forma natural sin excepciones ni permisos especiales.




Visitantes conectados: 471