Asamblea de la Federación de Castilla y León

Con motivo de la realización en Valladolid de la Asamblea de la Federación Ecologistas en Acción de Castilla y León, integrada por ocho grupos ecologistas de la Comunidad, las asociaciones medioambientales han realizado un balance de la situación actual del medio ambiente en la región, valorando algunos acontecimientos recientes:

1. El próximo cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña en Burgos en 2013 es la mejor noticia para el medio ambiente de Castilla y León en los últimos meses. El Gobierno de España y la Junta de Castilla y León han hecho el ridículo queriendo apuntalar una central obsoleta y peligrosa que ni sus propios propietarios quieren mantener abierta, si se les obliga a invertir en seguridad. Ecologistas en Acción reclama a la Junta que apruebe de manera inmediata una ecotasa a Garoña y a las centrales térmicas de carbón y gas de la región, ecotasa que de manera incomprensible sólo se está aplicando a las energías renovables.

2. Ante el escenario del fin de las subvenciones para la minería del carbón, los ecologistas exigimos a la Junta de Castilla y León que no autorice ni un solo cielo abierto más en León y Palencia, clausurando y restaurando aquéllos que han sido declarados ilegales como los de la comarca leonesa de Laciana. Al igual que en el caso de Garoña, las administraciones deben procurar la revitalización del empleo en las comarcas afectadas, en tareas de desmantelamiento y restauración de los daños ocasionados.

3. Desde Ecologistas en Acción de Castilla y León nos sumamos al Día Internacional contra la fractura hidráulica o fracking que se celebra el próximo 22 de septiembre, así como a las manifestaciones convocadas en Santander y Vitoria el próximo 6 de octubre. Esta nueva tecnología de extracción de gas profundo con grandes cantidades de agua a presión es una amenaza para los acuíferos de las provincias de Burgos, Palencia y Valladolid, donde se están tramitando permisos de exploración. También nos sumaremos el 22 de septiembre al Día sin Coches, que celebraremos en Valladolid, ante la apatía de las autoridades locales para atajar el grave problema de la contaminación del tráfico en las ciudades.

4. Otro conflicto vinculado a la minería afecta a la provincia de Salamanca, donde la empresa Berkeley Minería España pretende iniciar la extracción de uranio en los municipios de Villavieja de Yeltes y Retortillo, proyecto del que se ha descolgado la empresa estatal Enusa al considerarlo económicamente inviable. Para los ecologistas, se trata de un atentado para los intereses de la zona, ya que en apenas 11 años de explotación se provocará un deterioro ambiental gravísimo que hipoteca el futuro del campo charro.

5. La noticia más desgraciada para el medio ambiente de Castilla y León en los últimos meses es la proliferación de incendios forestales, algunos de tanta gravedad como el de Castrocontrigo, donde los recortes de la Junta de Castilla y León en medios de extinción han resultado notorios. Junto a la extrema sequedad de este año, la escasez de tareas de prevención y la directa supresión de actuaciones de concienciación tan valiosas y necesarias como el Plan 42 están en la raíz de un problema que sólo se agravará años tras año de no adoptar políticas de conservación y mejora de nuestros montes.

6. Otro tema que nos preocupa es la campaña de criminalización del lobo ibérico emprendida por algunos sectores y medios de la región. Como en el caso de los incendios, la clave está en el progresivo abandono de las medidas para prevenir ataques al ganado (mastines, cerramientos) y en la incertidumbre sobre el pago de los daños que ocasionan los ataques de los lobos. De esta forma, la propia Administración está fomentando el clima de persecución hacia esta emblemática especie, para avalar la caza de los 137 ejemplares que ha autorizado para la temporada 2012-2013, lo que nos parece inaceptable.

7. En materia de residuos, la Junta de Castilla y León sigue abanderando la importación, vertido y quema de todo tipo de desechos en vertederos sin las debidas garantías legales o en las fábricas de cemento de León y Palencia, que tramitan en estos momentos nuevos proyectos de incineración de todo tipo de residuos urbanos e industriales. Al tiempo, el Plan Integral de Residuos de Castilla y León acumula ya casi dos años de retraso, siendo varias las instalaciones de tratamiento de residuos peligrosos que han sido declaradas ilegales en los últimos meses.

8. Finalmente, queremos llamar la atención sobre la falta de pulso ambiental de la nueva Consejería de Fomento Medio Ambiente, que transcurrido más de un año desde su creación está inmersa en un proceso de desmantelamiento, siendo un indicador del mismo el hecho de que el Consejo Asesor de Medio Ambiente de Castilla y León no se haya convocado desde hace dos años.




Visitantes conectados: 500