Movilidad Sostenible: una buena alternativa

Aprovechando la convocatoria de la Semana Europea de la Movilidad (16-22 septiembre), Ecologistas en Acción quiere recordar que apostar por la movilidad sostenible no solo produce claras mejoras sociales y ambientales, sino que también reduce nuestra dependencia del petróleo; lo que permitiría ahorrar importantes sumas del dinero que actualmente se gasta en la importación de estos escasos recursos energéticos.

El lema de la Semana Europea de la Movilidad para este año “Participa en los Planes de Movilidad de tu ciudad: ¡muévete en la buena dirección!”, es un claro ejemplo de la distancia tan grande que existe en materia de movilidad sostenible entre España y la mayoría de los países europeos, especialmente del centro y el norte del continente. Así, mientras la CE elige un lema dirigido a fomentar que los ciudadanos europeos participen en los Planes de Movilidad que existen en sus respectivas ciudades, asumiendo de partida que tales planes existen y dando por hecho que disponen de mecanismos de participación pública efectivos, la situación en España es muy diferente: muchas ciudades españolas, y este es el caso de Sanlúcar, no han elaborado todavía ningún plan de estas características.

Los Planes de Movilidad Sostenible son la herramienta básica para conseguir sistemas de movilidad urbanos más sostenible, o lo que es lo mismo: ciudades con una mejor calidad del aire, con una menor contaminación acústica y una menor tasa de siniestralidad. Es decir, ciudades con una mejor calidad de vida para sus ciudadanos. Pero no solo eso, sino también ciudades menos dependientes de los combustibles fósiles para cubrir los desplazamientos de sus ciudadanos, lo que en resumidas cuentas significa hacer un uso más eficiente de la energía y permitir ahorrarse cientos o miles de millones de euros cada año que podrían evitar ser recortados de partidas sociales, como la sanidad y la educación (30.000 millones de euros costó el petróleo importado en España en 2011, ¡más de un tercio del déficit total del Estado!). Y eso por no hablar de las ingentes inversiones en construcción y mantenimiento de infraestructuras, que se dedican a posibilitar los actuales ratios en tráfico motorizado.

En definitiva, resulta patente que mejorar nuestros sistemas de movilidad urbanos hacia otros que pivoten más en el uso del transporte público y de los modos no motorizados, tendrían unos claros beneficios sociales, ambientales y económicos a día de hoy, pero resultan también necesarios para adaptarse al tremendo impacto que va a provocar en el medio plazo el inminente agotamiento del petróleo en el funcionamiento de nuestras urbes.

Conseguir transformar estos sistemas requiere sin embargo de la elaboración y aplicación de Planes de Movilidad Sostenibles que contengan medidas encaminadas, por un lado a disuadir del uso del automóvil, y por el otro a promover e incentivar el uso del transporte público y los modos no motorizados.

En el caso de Sanlúcar, Ecologistas en Acción exige al gobierno local que la elaboración y aplicación efectiva de este tipo de planes sea una de las prioridades estratégicas, incluyendo:

1) La terminación del Plan de Carriles Bici, abandonado completamente durante el último año,

2) Campañas de fomento del uso de la bicicleta como transporte urbano básico, que empiece porque nuestros gobernantes del ejemplo, se bajen del coche y caminen y monten en bicicleta ( ¿para cuando?),

3) Comenzar a apostar por la recuperación de la Vía verde Entre ríos, que Ecologistas en Acción viene demandando desde hace unos 10 años.

Hacemos igualmente un llamamiento a l@s ciudadan@s para que usemos habitualmente, en lugar de los vehículos motorizados, la bicicleta, el mejor medio de transporte urbano, sano, ecológico y eficaz.




Visitantes conectados: 392