En contra de los atajos jurídicos, abogamos por centrar el debate en el modelo de gestión

La legalización de las obras del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) de Gomecello que pretende realizar la Junta de Castilla y León mediante la aplicación de la "Ley para la Declaración de Proyectos Regionales de Infraestructuras de Residuos de Singular Interés para la Comunidad" incumple las resoluciones judiciales, invade las competencias municipales, vulnera la normativa medioambiental estatal y europea, crea indefensión en los ciudadanos, es un dislate jurídico y un despropósito político dirigido a suprimir todos los controles administrativos, ciudadanos y judiciales que deben garantizar la sujeción de las resoluciones administrativas al principio de legalidad.

Tal y como denunció la organización ecologista en la primera aplicación de esta Ley, el vertedero de residuos industriales de Santovenia (Valladolid), la posibilidad de que las Cortes de Castilla y León aprueben por ley proyectos de tratamiento de residuos con la única condición de que el Gobierno regional los considere “de singular interés para la Comunidad”, aparta a los ayuntamientos de sus competencias en materia de medio ambiente, urbanismo y actividades clasificadas, e impide a los ciudadanos y a los Tribunales realizar el necesario control de las actuaciones públicas. Se sustituyen así los principios constitucionales de autonomía municipal, participación y tutela judicial efectiva por la arbitrariedad y la desviación de poder. Estamos además ante un fraude de Ley, ya que por definición las leyes regulan materias de carácter e interés general, y no intereses privados y particulares.

Ecologistas en Acción recuerda además que la Ley que pretende aplicar la Junta de Castilla y León está pendiente de pronunciamiento sobre su constitucionalidad por parte del Tribunal Constitucional y que los atajos jurídicos y administrativos del Partido Popular en este tema son los que están enquistando la solución de la gestión de las basuras en la provincia de Salamanca.

Ecologistas en Acción cree que es el momento de reivindicar una vez más un modelo de gestión de los residuos (no sólo de infraestructuras) basado en la prevención (reducción) y en la separación en origen, para alcanzar la máxima recuperación de los residuos y garantizar que el depósito incluido en el CTR será sólo de "rechazos", única forma de que existan garantías ambientales suficientes y de desarmar argumentos de los detractores. Justo todo lo contrario de lo que está sucediendo.




Visitantes conectados: 418