Contra la liberación de organismos transgénicos en Salamanca

Ecologistas en Acción de Salamanca ha presentado alegaciones a la solicitud de liberación voluntaria de organismos modificados genéticamente con fines distintos a los de su comercialización, de cuatro proyectos de ejecución en Calvarrasa de Abajo (Salamanca).
Para Ecologistas en Acción la coexistencia debiera garantizar el mantenimiento de una producción agrícola que ha sido y sigue siendo la base de la economía y de la sociedad rural, y de una agricultura (la ecológica) que puede suministrar alimentos sanos y suficientes a la población de forma sostenible. Los fracasos de los cultivos transgénicos (en cuanto a incremento de rendimiento y reducción del uso de agroquímicos contaminantes), sus riesgos, y la avalancha de nuevas variedades GM promovidas por las grandes compañías biotecnológicas requieren una normativa estricta que evite que el campo se convierta en un campo experimental a gran escala, como está ocurriendo en la actualidad.

Además del daño económico directo a los agricultores ecológicos y convencionales, la falta de medidas eficaces de coexistencia conduce a una alarmante y rápida contaminación de los cultivos y de la base del sistema alimentario mundial: las semillas. Entre un 50 y un 85% de las variedades convencionales de maíz más vendidas en EE UU están contaminadas por ADN transgénico, y las tres cuartas partes de la producción ecológica de este país está gravemente amenazada por la presencia de cultivos MG, dado que el uso de transgénicos no está permitido en la agricultura ecológica.

Por otra parte, la solicitud deja en la más total indefensión a los perjudicados (agricultores y consumidores) en caso de contaminación, eximiendo de cualquier responsabilidad a las empresas biotecnológicas que desarrollan, patentan y comercializan las variedades manipuladas genéticamente. Con ello se demuestra una vez más un trato de favor hacia las grandes empresas biotecnológicas y un abandono y falta de sensibilidad por el futuro del campo español, el medio ambiente y la salud.

Por todo ello, Ecologistas en Acción exige la denegación de las autorizaciones de la liberación de OMG al medio ambiente, y que se ampare el derecho prioritario de los agricultores ecológicos y convencionales a no sufrir contaminación genética, y que se establezca un régimen de responsabilidad civil en el que los daños ambientales, sociales y económicos derivados de los OMG recaiga sobre los titulares de las autorizaciones de su liberación al medio ambiente.




Visitantes conectados: 460