Proponen la rebaja de los límites de contaminación a los estándares de la OMS

Sugerencias al proyecto de Decreto por el que se desarrolla la Ley estatal de Calidad del Aire en Castilla y León

Ecologistas en Acción de Castilla y León ha presentado ante la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León una quincena de sugerencias al proyecto de Decreto por el que se desarrolla la Ley estatal de Calidad del Aire en la Comunidad de Castilla y León, que tramita en estos momentos el Gobierno regional.

La más significativa es la petición de que la Junta adapte los valores límite para la protección de la salud contenidos en la normativa europea y estatal a las recomendaciones más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Con la finalidad de proteger la salud de los castellanos y leoneses, los ecologistas proponen así que se rebaje el nivel admisible anual de partículas de 40 a 20 microgramos por metro cúbico, y que el valor límite vigente de este contaminante no se pueda rebasar más de tres días al año, en lugar de los 35 en que es posible hacerlo en la actualidad.

La adaptación de la normativa de Castilla y León a las guías sanitarias de la OMS conllevaría también la rebaja del valor límite diario del dióxido de azufre de 125 a 20 microgramos por metro cúbico, y el del ozono de 120 a 100 microgramos por metro cúbico. Según el Informe sobre la calidad del aire en el Estado español durante 2011, publicado por Ecologistas en Acción, las recomendaciones de la OMS son incumplidas de manera generalizada, también en Castilla y León, lo que daña la salud de la práctica totalidad de la población ante la pasividad de las autoridades.

La organización ecologista también propone que se mejore la información sobre la calidad del aire que respiramos, asegurando que la localización de las estaciones de medición de la contaminación sea representativa de las condiciones reales. Recuerda en este sentido que la mayoría de las estaciones urbanas de Castilla y León se han reubicado en los últimos años en áreas sin tráfico o incluso en parques, incumpliendo la obligación legal de instalar los medidores en las áreas que registren las concentraciones más altas a las que la población puede llegar a verse expuesta.

Otra sugerencia es que la Administración garantice la utilización de los métodos de medición de referencia aprobados por la Unión Europea, lo que no esta sucediendo en el caso del contaminante partículas, cuyos medidores no emplean el método de referencia y por ello suministran datos de dudosa fiabilidad.

Los Planes de Mejora de la Calidad del Aire y los Planes de Acción para reducir esta contaminación, obligatorios según la legislación vigente, en muchos casos no existen, y en otros apenas sí tienen efectividad por falta de voluntad política de acometer medidas estructurales. Los ecologistas proponen que la Junta de Castilla y León regule el procedimiento de elaboración y aprobación de estos planes, asegurando su publicación y aplicación efectiva.

Finalmente, Ecologistas en Acción hace una serie de propuestas para reducir y vigilar la contaminación producida por la industria, adaptando los límites de emisión a las mejores técnicas disponibles y mejorando los controles de las fábricas en lugar de reducirlos como pretenden las empresas y la propia Administración.




Visitantes conectados: 1002