La Junta abre expediente a APEMSA por vertidos

Se confirma que las analíticas aportadas por APEMSA no se corresponden con la realidad.

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente (CAPMA) ha confirmado a Ecologistas en Acción que se ha procedido a la apertura de un expediente sancionador a la empresa APEMSA por verter aguas sin la debida depuración a la Bahía de Cádiz, incumplimiento las normas legales y la propia autorización de vertidos. Así mismo nos informa de que el laboratorio de APEMSA, actualmente privatizado, en la EDAR Las Galeras no está homologado y sus datos carecen de fiabilidad.

Ecologistas en Acción viene denunciando año tras año que APEMSA no depura convenientemente las aguas residuales e incumple los niveles máximos legales, y que los datos aportados por la empresa municipal no se corresponden con la realidad. Los responsables de APEMSA niegan sistemáticamente estas acusaciones, pero solo informan a la población de la reducción de los niveles de contaminación, nunca de los valores absolutos de los parámetros de contaminación: demanda biológica de oxígeno (DBO), demanda química de oxígeno (DQO) y sólidos en suspensión (SS). Es como si a un paciente se le informa en el hospital que le han deducido un 10% la fiebre o los niveles de colesterol, pero se le niega la información sobre el valor de ambos.

Ecologistas en Acción siempre aporta los datos de las analíticas de las aguas vertidas a la Bahía de Cádiz, realizados por laboratorios homologado de la CAPMA. APEMSA nunca aporta analítica alguna. Las analíticas realizadas por el laboratorio de la Junta de Andalucía demuestra que la EDAR Las Galeras casi nunca cumple con los parámetros estipulados en el Real Decreto 509/1996 de 15 de marzo que regula los vertidos de aguas depuradas, ni la propia autorización de vertido concedida por la CAPMA; en ambos casos se exige el cumplimiento de los parámetros analíticos absolutos que viene utilizando Ecologistas en Acción en sus informes:

DBO5 25 mg/l O2
DQO 125 mg/l O2
SS 35 mg/l

En el escrito -firmado por el delegado provincial de la CAPMA- se deja claro que:

  • Se observan discrepancias muy acentuadas entre los datos de los autoanálisis efectuados en el laboratorio de Las Galeras, y los realizados en el laboratorio de la Junta de Andalucía ubicado en Palmones.
  • Según los autoanálisis de APEMSA el cumplimiento de las normas de emisión es casi total, según los efectuados por laboratorios externos y el de la Junta de Andalucía es lo contrario: superación generalizada de los límites.
  • Que el laboratorio de Las Galeras carece de acreditación y fiabilidad.

Por todo ello se exige a APEMSA que realice las analíticas por medio de una empresa homologada, y se le ha incoado un expediente sancionador.

Ecologistas en Acción quiere resaltar públicamente que de nuevo se nos da la razón en nuestras denuncias contra APEMSA por el mal funcionamiento de la EDAR Las Galeras. Hay que recordar la sentencia del Juzgado nº 1 de Cádiz que absolvió a los miembros de Ecologistas en Acción que habían hecho públicas las analíticas de Las Galeras. Esta sentencia fue contundente, corroborando una auditoría del Tribunal de Cuentas que llegaba a la conclusión de que “prácticamente en ningún momento desde el comienzo del funcionamiento la depuradora se han logrado alcanzar los valores mínimo establecidos por la ley”. Ahora es la propia CAPMA la que certifica que las aguas vertidas por la EDAR Las Galeras al mar no están convenientemente depuradas.

Entendemos que estos hechos son muy graves, pues supone que los máximos responsables de APEMSA -su presidente, su consejero-delegado y su director-gerente- vienen engañando sistemáticamente a los ciudadanos, que se niegan a aportar unas analíticas a las que tenemos derecho por ser una empresa pública, y que también se engaña y pone en riesgo a los miles de portuenses y turistas que se bañan en las aguas cercanas al colector de la EDAR –situado entre las playas de Las Murallas y La Calita- sin saber que existe cerca un emisor de aguas contaminadas.

Además, hay que resaltar que precisamente la depuración es el único servicio que tiene ya privatizado APEMSA, estando en manos de la empresa FCC, que cobra por su mantenimiento casi tres millones de euros procedentes del recibo que pagamos todos. Su falta de rigor y eficacia contradice las afirmaciones de los dirigentes del PP y PA que defienden la privatización de esta empresa municipal precisamente argumentando que redundará en su eficiencia y en mejoras tecnológicas, hecho evidentemente falso a la vista de cómo funciona la EDAR privatizada.

Ecologistas en Acción exige que se asuman responsabilidades en esta empresa municipal y que haya dimisiones y destituciones por este gigantesco fraude medioambiental, pues todos los ciudadanos pagamos la depuración de las aguas residuales de nuestra ciudad, y los que tienen que hacer que funcione con eficacia la depuradora, no lo hacen, y vienen engañando sistemáticamente a la población para eludir sus propias responsabilidades.




Visitantes conectados: 418