En apoyo de las movilizaciones contra la deuda

Ecologistas en Acción apoya las movilizaciones que tendrán lugar en cientos de ciudades de todo el mundo para denunciar la injusticia de la deuda y de nuestro sistema económico, que oprime a las personas y expolia el medio ambiente para beneficiar al capital y a las élites.

Ecologistas en Acción se une al rechazo al pago de una deuda ilegítima y odiosa, que ha sido contraída contra los intereses de la mayoría de la población. Más del 80% del total de la deuda española es deuda privada, principalmente de la banca y las grandes empresas, que la han generado obteniendo por el camino enormes beneficios. Esa deuda privada se está transformando en deuda pública por medio de las ayudas del Estado a la banca: 215 mil millones de euros hasta junio de 2012, a los que hay que sumar los 100 mil del nuevo préstamo europeo. El pago se hará a costa de recortes en servicios públicos y en protección ambiental. Además, pretenden profundizar aún más en el extractivismo y las infraestructuras como falsas soluciones a la crisis financiera, con el deterioro de la naturaleza que ello colleva. Ecologistas quiere hacer notar que esta crisis financiera se enmarca dentro de una crisis energética y ecológica a las que hay que poner remedio en menos de cinco años, si no queremos que el deterioro sea irreversible.

Las políticas de reformas, recortes y privatizaciones que se aplican en España y otros países son previamente pactadas por los gobiernos en el marco de los tratados europeos (Pacto del Euro, Pacto Fiscal, etc.) que se firman de espaldas a la población, obviando las necesidades sociales y medioambientales. Son los propios gobiernos los que legitiman la imposición por parte de la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) de programas de ajuste macroeconómico que ponen a la ciudadanía, los estados y a la naturaleza al servicio de la banca y las grandes empresas. En estos tratados ya se recogía la modificación de la Constitución para dar carácter prioritario al pago de la deuda por delante de cualquier otro gasto público y cualquier protección medioambiental. Ahora, el nuevo Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) impone la brutal condicionalidad que tendremos que aceptar bajo el control directo de la troika por un “rescate” que se dedicará a pagar una deuda que no es nuestra. 

Ecologistas en Acción denuncia que estas políticas que hoy se nos imponen son las mismas que, bajo la denominación de “ajuste estructural”, se aplicaron hace más de 30 años en los países de la periferia, con nefastos resultados. Con la excusa de la deuda, se impulsaron recortes, privatizaciones, desregulaciones y liberalizaciones. Estas políticas fueron inmensamente dañinas para el medio ambiente, puesto que propiciaban, por un lado, el monocultivo de exportación, fuertemente dependiente de agrotóxicos, que provocaba talas indiscriminadas de bosques. Por otro, la extracción masiva de minerales también destinados a la exportación. La deuda externa generó una importante crisis social y ecológica.

Ante este ataque sistémico que las oligarquías financieras y empresariales, con la connivencia de gobiernos e instituciones internacionales, ejercen sobre la población y la naturaleza, resulta imprescindible emprender una profunda transformación social, política y económica hacia un modelo justo y sostenible.

Por eso, Ecologistas en Acción impulsa la cacerolada masiva del 13 de octubre. Denunciamos que esta es una deuda ilegítima y odiosa, y que no estamos dispuest@s a pagarla. Salimos a la calle a decir ¡NO DEBEMOS, NO PAGAMOS!

Más información:




Visitantes conectados: 419