Mal funcionamiento del Consejo de Medio Ambiente

El Consejo Provincial de Medio Ambiente y Biodiversidad de Córdoba, dependiente de la Consejería de Agricultura , Pesca y Medio Ambiente, sigue siendo un lamentable ejemplo desde el punto de vista de la participación social, donde se sigue confundiendo información con participación, dificultando con ello la implicación ciudadana en la gestión de lo público.

Desde hace ya unos años la Federación Provincial de Ecologistas en Acción, viene reclamando un cambio y transformación que entendemos absolutamente necesario e importantes, tanto de funcionamiento interno, asegurando la transparencia en la información que se maneja, así como de participación activa de todos sus miembros que representan a las diferentes Administraciones Públicas y colectivos y agentes sociales, entre ellos; universidad, sindicatos, empresarios y organizaciones agrarias, cazadores, pescadores y asociaciones ecologistas.

Este órgano de participación social adscrito a la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, ha terminado por convertirse definitivamente en un órgano carente de sentido, anodino e inoperante en los asuntos a tratar, donde siempre el principal motivo para las convocatorias es la Orden General de Vedas que de manera anual se informa y que previamente ya ha sido cerrada por los sectores más directamente implicados. De manera más o menos consciente la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, ha venido transformando este consejo de participación social en poco relevante.

El ejemplo fue una vez mas ha sido la convocatoria que tuvo lugar en el día de ayer, y donde como viene siendo habitual, se quedaron sin tratar asuntos de máximo interés y de reciente actualidad como los resultados del Plan INFOCA, la aprobación de las primeras ZEC de la Red Natura 2000, o en los controles e inspecciones desarrolladas en aplicación de los Planes de Inspecciones Medioambientales.

Desde Ecologistas en Acción estamos en el empeño de proponer una transformación radical del mismo, donde la participación activa y la transparencia en la información que se maneja den sentido a las convocatorias. No estamos dispuestos a permitir por más tiempo un funcionamiento marcado por la falta de transparencia y una falta crónica de debate en torno a los escasos temas de interés que se plantean en el transcurso de las reuniones. Los representantes institucionales actúan, y posiblemente piensen, que el Consejo Provincial de Medio Ambiente y Biodiversidad es un trámite, pervirtiendo con su comportamiento el verdadero sentido de estos órganos de representación y participación democrática.

La participación social en la planificación y decisiones de lo público no es novedad ni un capricho de los ecologistas, es un DERECHO, una realidad jurídica desde hace bastantes años, establecido en convenios internacionales ratificados por España y en diversa normativa comunitaria, estatal y autonómica.

Así la Ley básica 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad contiene numerosas apelaciones a la participación social, recogiendo como principio básico, en el artículo 2. h), “la garantía de la información y participación de los ciudadanos en el diseño y ejecución de las políticas públicas…”




Visitantes conectados: 381