Desmantelamiento del campo de golf de Torrenueva

El campo de golf de Torrenueva ya fue objeto declaraciones de impacto ambiental negativas en los años 2007 y 2009, que indicaban que “debía procederse a la restauración de las zonas afectadas por las instalaciones que no son objeto de la DIA en el plazo de un año” al haberse realizado las mismas sin las autorizaciones preceptivas. En octubre de 2008 se produjo la segunda declaración de impacto ambiental (DIA) negativa sobre un “nuevo” proyecto de campo de golf, entonces redenominado como “sostenible” (resolución de 10-10-2008, DOCM 16 enero 2009) al considerar que se mantienen los importantes impactos negativos sobre las aguas subterráneas y el hábitat de especies amenazadas. La reversión al estado original que indican las DIAs no se ha producido ya que el campo de golf lleva 4 años en funcionamiento de forma absolutamente ilegal. El que el campo de golf continúe funcionando ilegalmente constituye una infracción tipificada como muy grave según el art 37.1 a, b de la Ley 4/2007. Desconocemos si el órgano ambiental ha incoado expedientes sancionadores por este hecho probado y reconocido por el propio promotor. Sí que se han producido sanciones por la Confederación Hidrográfica del Guadiana por extraer sin autorización aguas públicas subterráneas de cinco pozos en la zona, existiendo una obligación de clausura de los mismos impuesta mediante Resolución de fecha 9 febrero de 2010 desestimando posteriormente el recurso presentado por el promotor y que además prohíbe efectuar riego alguno a partir de los pozos denunciados. Además, por estos y otros hechos está tramitándose actualmente un procedimiento penal ante el Juzgado nº de 2 Valdepeñas.

A pesar de ello, los promotores están intentando “legalizar” el campo de golf presentando un tercer proyecto tras los cambios políticos en la administración regional, al parecer más afín a sus intereses especulativos.

Entendemos que la obligación de la Administración es, en primer lugar, cumplir y hacer cumplir la ley. El que el campo de golf de Torrenueva continúe en funcionamiento tras dos declaraciones de impacto negativas que obligan a la restauración de los terrenos a su estado original supone una burla a la legalidad e incompetencia y dejación por parte de las administraciones competentes, Consejería de Agricultura y Ayuntamiento de Torrenueva, en velar por el cumplimiento de la legislación ambiental, por lo que desde Ecologistas en Acción de CR instamos a que se adopten las medidas necesarias para obligar al promotor al cumplimiento de estas resoluciones y exigir asimismo las responsabilidades que procedan a las autoridades o funcionarios que han permitido esta reiterada y continuada ilegalidad.

Ecologistas en Acción de Ciudad Real, ha solicitado a la Consejería de Agricultura el cumplimiento de las DIAS negativas y considera que se está produciendo una grave dejación de funciones en los poderes públicos encargados de hacer cumplir la normativa en materia urbanística y medioambiental y valora solicitar a la fiscalía de medio ambiente que investigue la comisión de posibles delitos contra el medio ambiente y el urbanismo por parte de las autoridades responsables.




Visitantes conectados: 493