Dos montañas de basura faraónicas planean sobre Torija

Ecologistas en Acción considera que está propuesta esta fuera de lugar, y que el problema actual ha sido motivado por la mala gestión en la recogida selectiva y separación de residuos que se ha realizado en nuestra provincia en los últimos años.

Ecologistas en Acción de Guadalajara ha presentado alegaciones al proyecto en información pública que pretende generar dos grandes montañas de basura en Torija, pasando de los 8 metros de altura autorizados hasta la fecha, hasta 37,5 metros. En el escrito de alegaciones motivado, nuestra organización hace especial hincapié que llegar a esta situación se ha debido a la mala gestión en la recogida y selección de los residuos sólidos urbanos, y que en la actualidad no se ha corregido, cuando debería ser el asunto prioritario del Consorcio Provincial de Residuos de la Diputación Provincial: lograr aumentar el reciclaje, mediante la separación adecuada, el reparto de contenedores para la separación en origen en todos los pueblos de la provincia y conseguir reducir el porcentaje de desechos que son los que acaban en esas montañas de basura que ahora se pretende multiplicar por cuatro su altura de almacenamiento. Según los datos sobre gestión de residuos publicados por Eurostat a lo largo de este año 2012, encontramos a España se encuentra en el puesto duodécimo en la eficacia de la gestión de residuos y, además, solo recuperamos el 33% de los mismos (¡vertemos -enterramos el 67%!) Si tenemos en cuenta que la generación de desechos per cápita en 2011 fue de 502 Kg. por persona y somos 46 millones de habitantes, si echamos cálculos, comprobamos que hemos enterrado y quemado más de 15 millones de toneladas de residuos. Datos que podemos trasladar a la situación de gestión en nuestra provincia.

Pero fuera de estos planteamientos, y basándonos en la documentación presentado, el proyecto tiene graves deficiencias que condicionan el estudio. Por ejemplo, la cota de altitud de Torija es superior a 950 metros sobre el nivel del mar. Pues bien el proyecto dice que “la cota máxima será de 828 m sobre el nivel del mar” es decir, que las montañas de basura estarían a unos 150 metros de profundidad de la cota natural actual. Asimismo el estudio de afección paisajistica presentado está calculado para una altura de 28 metros, no de 37,5 metros, y pretende evitar el impacto visual con la plantación de especies, que en ningún caso servirían de pantalla por la altura que se pretende alcanzar.Además se afirma que “no supone un impacto odorífero de consideración para las poblaciones cercanas”, pese al incremento de los residuos. Al parecer el volumen de residuos no afecta a la producción olorosa. No entendemos como se puede minusvalorar este impacto cuando en la actualidad ya supone un problema considerable que ahuyenta a vecinos y empresarios de la zona de Torija.

Otro asunto a destacar es que no se considera importante el posible incremento de caudal de lixiviados, y por lo tanto no se prevé ninguna actuación en cuanto a la ampliación de las balsas de contención de lixiviados, contaminantes altamente tóxicos y peligrosos para el suelo y el agua.

Por todo lo expuesto Ecologistas en Acción de Guadalajara ha pedido que se suspenda el trámite de Evaluación de Impacto Ambiental, por entender que no reúne los requisitos mínimos exigidos por la Ley 4/2007 de Evaluación del Impacto Ambiental, porque esta medida de ampliar la altura de los dos vasos actuales, se debe a una mala separación en origen y tratamiento inadecuado de los residuos, porque la documentación presentada en la memoria-proyecto carece de rigor, además de ocultar otras informaciones y datos que podrían incidir en una valoración real de los impactos y porque el recinto de la planta de tratamiento de residuos de Torija, tiene espacio para almacenar los deshechos en otro vaso de vertido.




Visitantes conectados: 422