Mayor control de productos pirotécnicos en Navidad

Jaedilla–Ecologistas en Acción de Arahal ha solicitado al Ayuntamiento que lleve a cabo un control más riguroso sobre la venta y uso de petardos, cohetes y otros productos pirotécnicos durante estas fiestas navideñas, trasladando al Consistorio la Circular de 30 de noviembre de la Delegación del Gobierno en Andalucía, sobre venta y uso de productos pirotécnicos, publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) núm. 238 del 5 de diciembre.

En dicha Circular se dice que “el uso de artificios pirotécnicos, en Navidad y otras fiestas populares, genera unos riesgos, tanto para el vendedor, particulares que lo manejan de forma esporádica y demás público expuesto por el uso de los mismos, que imponen una regulación que clarifique las condiciones y requisitos exigibles a los artículos de pirotecnia clasificados en el artículo 8.3 del vigente Reglamento de Artículos Pirotécnicos y Cartuchería como Categorías 1, 2 y 3 para su venta, almacenamiento y uso de dichos productos en la C.A. de Andalucía”.

De este modo, la Delegación del Gobierno, en base a este Reglamento, y en el marco de la colaboración entre Administraciones a que se refiere el artículo 55 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, de Bases del Régimen Local, estima necesario dictar una serie de instrucciones, interesando la plena colaboración tanto de los usuarios como de las autoridades implicadas, para alcanzar las garantías de seguridad que disminuyan al máximo cualquier clase de riesgo.

Entre alguna de las instrucciones que dicta destacamos el artículo 1 de la Circular, en la que se establece que estará “terminantemente prohibida la venta ambulante de productos pirotécnicos”, mientras que “la venta y puesta a disposición del público de artículos pirotécnicos se realizarán mediante locales de venta autorizados y por personas físicas o jurídicas autorizadas”. Además los artículos deberán estar catalogados. Para la venta y puesta a disposición del público tampoco podrán venderse estos artificios “a quienes manifiesten de forma clara que puedan encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas o sustancias estupefacientes”. Además dispone que la unidad mínima de venta al público sea el envase, prohibiéndose la venta de unidades fuera de él, mientras que los cohetes voladores sólo podrán venderse debidamente protegidos.

En cuanto a los artículos pirotécnicos de la categoría 3 sólo podrán venderse a mayores de 18 años; los de categoría 2 sólo podrán venderse a los mayores de 16 años; y los de categoría 1 sólo pueden venderse a los mayores de 12 años. Por lo tanto se prohíbe la venta de artificios pirotécnicos a los menores de 12 años de edad, considerando además “conveniente que los vendedores de estos establecimientos registren la identidad de las personas que compren los artificios de Categoría III y la de aquellos que compren acompañados por personas menores de 12 años”.

Por otro lado, el artículo 2, prohíbe el transporte de artificios pirotécnicos en vehículos dedicados al transporte colectivo de viajeros, mientras que podrán transportarse en vehículos particulares artículos de las clases 1, 2 y 3 hasta un total de 15 Kg. netos de materia reglamentada. Además durante el transporte de este tipo de productos está prohibido fumar, portar cerillas o cualquier otro dispositivo productor de llamas o sustancias que puedan inflamarse.

Así mismo, establece que la venta y puesta a disposición del público de artificios y artículos pirotécnicos podrá efectuarse en establecimientos de venta permanentes con o sin almacén anexo, mientras que también podrá efectuar la venta temporal de este tipo de productos en establecimientos y en casetas móviles con o sin almacén, instalados en la vía pública o en terrenos de propiedad privada. En este punto, el número de compradores que podrán encontrarse simultáneamente dentro del establecimiento no podrá exceder al de vendedores.

De igual modo, la Delegación del Gobierno apercibe en la Circular (artículo 4) de que el no cumplimiento de estas normas implicará la imposición de una sanción, que se regirá por lo establecido en la Ley Orgánica 1/1992, de 21 de febrero, sobre Protección de la Seguridad Ciudadana; en la Ley 30/1992, del Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común; y en el Real Decreto 1398/1993, de 4 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento del procedimiento para el ejercicio de la potestad sancionadora, así como lo dispuesto en el Reglamento de Artículos Pirotécnicos y Cartuchería (aprobado por el Real Decreto 563/2010, de 7 de mayo) y en su modificación efectuada por el Real Decreto 1335/2012, de 21 de septiembre.

En nuestra localidad, y sobre todo, en las fechas navideñas, es tradicional el uso de estos productos pirotécnicos. Unos productos que gracias a la labor de la Jaedilla–Ecologistas en Acción y del grupo local de Asanda han visto reducido su uso en el tiempo, pues basta recordar que hace unos años se escuchaban las explosiones de estos productos con más de un mes de antelación al periodo festivo navideño. Por el contrario, sí hemos comprobado que en los últimos años se ha producido un repunte en el uso de estos productos, así como de su potencia, teniendo conocimiento que muchos de esos productos proceden de pirotecnias de la provincia.

Por todo ello, desde Jaedilla–Ecologistas en Acción se le ha pedido al Consistorio que dé publicidad a dicha Circular mediante Bando o Decreto del Sr. Alcalde-Presidente, para que todos los ciudadanos, y en especial los que pretenden pasar las vacaciones molestando al resto de vecinos, conozcan los pormenores y recomendaciones a la hora de comprar y usar los productos pirotécnicos.

También a que se inste tanto a la Policía Local como a la Guardia Civil a que extremen la vigilancia en nuestro municipio, a fin de detectar posibles puntos de venta no autorizados por esta Circular y el uso indebido por parte de menores de 12 años y del resto de Categorías.

Y por último, hacer llegar esta Circular a los diversos establecimientos de nuestro municipio que sean sospechosos de vender de forma ilegal estos productos pirotécnicos, para que sus propietarios sean conocedores de las consecuencias de su venta y uso a menores de edad.

Con el uso y venta ilegal de productos pirotécnicos, no sólo se está cometiendo una acción molesta para los demás, sino también ilegal, como así se recoge en esta Circular.




Visitantes conectados: 317