ILP taurina, interés cultural con fines económicos

Proposición de Ley para la regulación de la fiesta de los toros como bien de interés cultural

La iniciativa legislativa popular (ILP) taurina, que se debatirá mañana en el Congreso, pretende blindar las corridas de toros frente a la creciente sensibilidad social frente al maltrato animal. La propuesta de declarar la tauromaquia bien de interés cultural obedece a intereses económicos del sector con apoyos políticos. Ecologistas en Acción rechaza una iniciativa oportunista en la que se detectan numerosas irregularidades. Su tramitación se ha convertido además en una cortina de humo frente a la urgente ILP contra los desahucios.

Las encuestas demuestran un alejamiento mayoritario y creciente de la tauromaquia. Sin embargo la ILP, con el ya anunciado apoyo del Partido Popular, pretende fomentar estas prácticas, destinando para ello dinero público. Parece un ejemplo más de política al servicio de los grandes intereses económicos, en este caso toreros, empresarios taurinos y ganaderos.

Resulta chocante que la iniciativa pase por alto las competencias que las Comunidades Autónomas tienen en espectáculos públicos y culturales. No parece estar previsto que sean consultadas, como indicaría la Ley de Patrimonio Histórico Español. En anteriores legislaturas, iniciativas similares, fueron rechazadas en el Senado, precisamente por la falta de competencias estatales. Todos estos hechos se unen a una larga lista de irregularidades que viene acumulando esta iniciativa y por las que se han abierto las correspondientes diligencias judiciales.

La iniciativa pretende ser una respuesta a la prohibición de las corridas en Cataluña. Pero más allá de eso, incluye propuestas tan sorprendentes como la inclusión de una asignatura sobre la “cultura” taurina en los colegios y universidades. Para Ecologistas en Acción sería realmente peligroso que en los centros educativos se recogieran materias que promuevan el maltrato animal y la violencia, siendo además financiadas, igualmente con partidas públicas.

Otro de los objetivos incluidos en la iniciativa es el de instar a que la UNESCO declare las corridas de toros como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Por su carácter violento, la tauromaquia atenta contra el mismo espíritu de esta figura. Pero además esta declaración requiere de la cooperación y compromiso internacional, cuando el maltrato animal está prohibido en la mayor parte de los países del mundo. La ILP no diferencia entre los diferentes tipos de festejos taurinos que se vienen realizando, por lo que se incluye, por ejemplo, el Toro de la Vega, una de las mayores vergüenzas de nuestro Estado, y que viene siendo denunciado por importantes entidades internacionales.

Es poco comprensible que se intente aprobar un bien de internes cultural a través de una ley, cuestión no recogida en la normativa. De esta forma el Partido Popular está demostrando que considera más importante potenciar el maltrato y tortura animal, que todo el conjunto de bienes de interés cultural aprobados, que como marca la legislación, se ha realizado a través de órdenes y decretos, tanto de la Comunidades autónomas, como del gobierno central y después de cumplir los tramites administrativos oportunos.

Ecologistas en Acción se felicita por el rechazo a la ILP anunciado por diversos partidos políticos y reclama a los diputados del Partido Popular que revisen su postura frente a las propuestas del sector empresarial taurino. Deberían centrarse en la aprobación en el Pleno del Congreso de la tramitación de la dación en pago retroactiva para frenar los desahucios y atender a una exigencia que sí representa a la gran mayoría de la sociedad.




Visitantes conectados: 228