Una década de voluntarios contra los incendios

En los últimos años de la década de los 80 y primeros de los 90 una de las constantes en el Campo de Gibraltar, era la proliferación de incendios forestales. En algunos días estivales se sucedían hasta 3 y 4 incendios o conatos. El panorama era bastante desolador, ya que la comarca ostentaba el poco honroso record de estar a la cabeza en cuanto al número de incendios y hectáreas quemadas en la comunidad autónoma Andaluza. Para colmo de males y, como viene siendo habitual en nuestra obsoleta administración, está suele ir a la cola de la sociedad, no anticipándose a los problemas, sino reaccionando cuando ya la situación es bastante grave, por tanto, el dispositivo INFOCA aún era bastante inconsistente, se encontraba dando sus primeros pasos.

Nuestras primeras actuaciones como voluntarios ambientales se ceñían en un principio al seguimiento, control y denuncia en los vertidos procedentes de nuestro complejo petroquímico, pero ante el continuo aumento de incendios, nos vemos obligados a tomar cartas en el asunto, de modo que nuestra primera intervención en este aspecto se produjo allá por 1990, concretamente en la finca el Chapatal, en el término municipal de Castellar de la Frontera, donde acudíamos a sofocar el incendio en nuestros propios coches, sin medios, ni equipos, sino de un modo bastante rudimentario. En esta finca se sucedieron los incendios. Hoy existe una extracción de áridos.

A partir de ahí nuestras intervenciones en extinción de incendios forestales han sido numerosísimas a lo largo de estos catorce años, habiéndonos consolidado como un retén eficiente y serio en nuestra comarca, que no se limita sólo a la extinción en sí, sino que realiza una clara labor de educación para la prevención de incendios, investigación de los mismos, con sus correspondiente denuncias y hemos obtenido el reconocimiento de muchas instituciones de la administración y particulares.

En un principio despertábamos el recelo de los retenes profesionales, que nos veían como una especie de competidores que podían hacerles peligrar sus puestos de trabajo; no obstante dicha desconfianza desapareció al ver que en absoluto suponía ningún peligro y entendían que hay personas capaces de dedicar su tiempo y su trabajo al bien público, sin obtener a cambio más que la propia satisfacción del trabajo bien hecho, por ello hoy en día no solo no hay recelo, como anteriormente decía, sino un trabajo complementario entre voluntarios y profesionales.

Por otro lado, contamos con la satisfacción de haber contado con la colaboración de miembros de Verdemar-Ecologistas en Acción de la comarca, sino de personas que, al haber tenido conocimiento de nuestra labor por los medios de comunicación se decidieron a pasar días de sus vacaciones en San Roque (Cádiz), con el fin de colaborar con nosotros en la extinción de incendios, como por ejemplo, “el Güiri”, un estudiante procedente de la universidad de Oxford, o alumnos de la universidad autónoma de Madrid o profesionales de otros puntos de España.
Afortunadamente hoy en día el Plan INFOCA trabaja en el Campo de Gibraltar bien, pero a la vez corre el riesgo de crear una economía sustentada en el fuego.

ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO

El reten contraincendios de Verdemar-Ecologistas en Acción está ubicado en San Roque (Cádiz), concretamente en el Aula de Naturaleza del Pinar de Rey, centro neurálgico de la comarca del Campo de Gibraltar bien conectado con el resto de masas forestales de la misma.

Es en dicho aula donde tenemos todos los equipos necesarios CASERO tanto para el control y prevención, como para la extinción, a saber, Centro Metereológico, aula para desarrollar nuestra tarea docente en materia de prevención de incendios, todoterreno, polaskys, calabozos, palines, petacas contraincendios, trajes ignífugos, utensilios personales para voluntarios, extintores de explosión, etc.
Contamos con un plan de prevención, que se desarrolla durante todo el año y se intensifica en época estival, que se estructura en distintas áreas:

- Educación ambiental.- Llevada a cabo con escolares de la comarca en el Aula de Naturaleza.
Asimismo se implantan clases a distintos centros escolares y charlas para adultos en el Corredor Verde (Centro Cultural de Verdemar-Ecologistas en Acción).

- Planificación del Reten.- Es el primer paso en la obtención del carnet de Vigilante Honorarios de Incendios Forestales emitidos por la Delegación de Gobernación de la Junta de Andalucía.

Seguidamente procedemos a poner a punto los equipos y de la búsqueda de medios para reponer los medios necesarios. Paralelamente se realizan cursos para la correcta preparación de los nuevos voluntarios.

Realizamos un estudio general del monte, que contemple el estado los PGOU de los municipios, los tratamientos selvícolas realizados y los pendientes, estudio del régimen de vientos que van a predominar durante el verano, estudios de nuevas normativas, conocer las nuevas legislaciones, etc.

- Plan de detección y alarma o, Plan de Extinción.- Diariamente se realiza un ruta de vigilancia por las zonas más conflictivas y proclives a incendios.
Igualmente importante es comprobar cada día las condiciones meteorológicas: régimen de vientos, humedad relativa en el aire, temperatura, etc.

Por otro lado se comprueba cuantas Torres o puntos de observación funcionan ese día en el INFOCA, donde están ubicados los retenes y patrullas móviles.

El miembro de Verdemar-Ecologistas en Acción encargado ese día de las labores de enlace en caso de incendio, utiliza una emisora, solo receptora, conectada con el INFOCA, equipo de transmisiones, teléfono móvil, se encarga de tener a punto el todoterreno con los equipos de extinción.

Detectado un incendio, si el INFOCA no lo detecta en alguna torre, lo primero que hacemos en contactar con el “112”, Centro de Coordinación de Emergencias y le damos el punto exacto en que está ocurriendo.

Seguidamente nos personamos en el lugar del incendio con todos los equipos y actuamos a las órdenes del Agente Forestal.

Extinguido el incendio, realizamos un parte de incidencias: Lugar del Incendio, hectáreas quemadas, tipos de árboles y matorral quemado, nº de voluntarios que han participado, la temperatura, la humedad relativa en el aire, velocidad del viento predominante, ...

Y lo más importante es intentar esclarecer los motivos que han provocado, presentando la correspondiente denuncia.

En estos 14 años Hemos participado en más de 100 incendios forestales en el Campo de Gibraltar. En el Parque de Los Alcornocales, En el Parque Natural del Estrecho, En el Río Guadiaro, en el Rio Palmones, ... Hoy hay voluntarios que llevan 14 años en el retén y casi 100 incendios o conatos de incendios en sus espaldas.




Visitantes conectados: 632