Rechazamos los nuevos planes de chiringuitos

La Federación Andaluza de Ecologistas en Acción califica de grave la política que viene desarrollando la Junta de Andalucía, a través del Director General de Prevención, Calidad Ambiental y Cambio Climático, Jesús Nieto, sobre las autorizaciones de instalaciones fijas en el dominio público marítimo-terrestre.

En una reciente nota emitida por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, se recogen las declaraciones de Jesús Nieto, tras un encuentro con los ayuntamientos del litoral de Málaga, diciendo que “el objetivo de la Junta de Andalucía es lograr el mayor número posible de las solicitudes presentadas antes del comienzo de la campaña de playas”, lo que a juicio de esta asociación significa que se apuesta por la masificación de estas instalaciones.

Por otra parte, el mismo responsable político señala que “estamos trabajando, junto a las administraciones locales, para lograr el mayor beneficio posible para los malagueños, conjugando una actividad económica rentable con el máximo respecto al medio ambiente y al ordenamiento del territorio.

Como resultado de estas decisiones, actualmente se está acometiendo la construcción de numerosos chiringuitos en el litoral de Málaga, con obras desmesuradas, de obra y por tanto fijas, que, aprovechando que la única limitación es su superficie, no dudan en hacer un sótano en la arena y una terraza en la parte superior, con lo que se está construyendo edificios de gran volumen. Este abrumador panorama puede contemplarse en estos momentos en el paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso de Málaga, un lugar privilegiado, hasta ahora por su paisaje marítimo, que a partir de ahora solo será privilegio para los que consuman en los chiringuitos, detrayendo este derecho a la multitud de viandantes de dicho paseo marítimo.

Ecologistas en Acción considera que estos planes son ilegales porque la Junta de Andalucía no ha aplicado su propia normativa de protección ambiental: la Ley 7/2007 de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental, que en la categoría 12 (Planes y Programas) aparece en el punto 12.1. la obligación de aplicar el estudio de impacto ambiental a “planes y programas que establezcan el marco de la futura autorización de proyectos...sobre las siguientes materias:...ocupación del dominio público marítimo-terrestre...o de uso del suelo”. Consideramos que estas concesiones incumplen la GICA, tanto en lo relativo a la ocupación del dominio marítimo-terrestre como a lo que supone de nuevos usos del suelo.

Estas actuaciones, en dirección opuesta y contradictoria con el bienvenido decreto de protección del corredor del Litoral acometido por la Junta de Andalucía, señalan claramente el peligroso sendero que marcan nuestros gobernantes, que renuncian a la calidad de los destinos turísticos del litoral, con la masificación de instalaciones en la arena de la playa, con el contrasentido de afirmar que ello supone el “máximo respecto al medio ambiente”, creando además una competencia desleal con los empresarios de la hostelería que están fuera del dominio público, que tienen que soportar que otros empresarios se aprovechen a coste cero del suelo público, en mejores condiciones logísticas y paisajísticas que ellos, que sí cumplen la ley.




Visitantes conectados: 370