Queréllate tú

Todas las versiones de este artículo: [Català] [Castellano]

 Apoyo masivo a la querella

Más de 16.000 personas quieren saber si existió corrupción en un modelo de infraestructuras públicas despilfarrador e insostenible

5 de marzo de 2013

En algo más de 24 horas, cerca de 16.000 personas se han adherido a la querella para esclarecer maniobras irregulares en la adjudicación de obras públicas. Un apoyo masivo que ha llegado en un solo día y que apunta a la necesidad de la sociedad de que se esclarezcan supuestos modelos de corrupción política y empresarial. La apertura de diligencias previas en la Audiencia Nacional es una buena noticia.

La querella apunta a presuntos pagos de empresarios anotados en los “papeles de Bárcenas” ligados a concesiones de grandes obras públicas de transporte licitadas poco después. Buena parte de esas donaciones procedían de responsables de las grandes empresas constructoras y también muchas de las concesiones fueron para la construcción de autopistas, plataformas de tren y otras grandes infraestructuras de cuestionable utilidad.

Amenazas de acciones judiciales no cumplidas todavía

Izquierda Unida, Ecologistas en Acción, la Asociación Libre de Abogados, Justicia y Sociedad y Federación los Verdes apuntaron en la querella presentada ante la Audiencia Nacional a responsables de constructoras y a dirigentes del Partido Popular. La formación conservadora les respondió con el anunció acciones judiciales por injurias y atentados al honor.

Esa amenaza aún no se ha materializado. En cambio sí se ha demostrado el apoyo multitudinario de la ciudadanía a las organizaciones querellantes. La página web querellabarcenas.org , lanzada el lunes, recoge ya cerca de 16.000 firmas de apoyo a la querella contra la supuesta trama de corrupción organizada.

Bibliotecarias, cocineros, informáticas, catedráticos, carteros e investigadoras: un amplio espectro de la sociedad se ha sumado en poco más de 24 horas al llamamiento de adhesión. Personas que firman desde todos los lugares del Estado y también desde el extranjero en apoyo de un manifiesto que pide que se aclare la relación entre supuestas donaciones y concesiones. Y es que “esta coalición de intereses podría haber tenido una importancia capital en el devenir pasado, presente y futuro del desarrollo económico de nuestro país, en el impulso descontrolado de un modelo de crecimiento y creación de empleo basado casi en exclusiva en las grandes obras y en la construcción, modelo que fácilmente puede considerarse que ha respondido más a los intereses de los adjudicatarios de obras y planeamientos urbanísticos que a los verdaderos intereses de la ciudadanía”, explica el manifiesto.

“No habrá paz para los corruptos”

La campaña de adhesiones se ha movido rápidamente por las redes sociales. Bajo el denominador de “Queréllate Tú”, miles de personas han apoyado la iniciativa en twitter. “No habrá paz para los corruptos”, o “Yo ya me he sumado a la querella del pueblo contra los poderosos”, son algunos de los mensajes.
El aumento constante de adhesiones a lo largo de las últimas horas se ha sumado la noticia de que el juez de la Audiencia Nacional ha decidido la apertura de diligencias previas, al considerar presumible la posible existencia de una infracción penal, tal y como apunta la querella.

Modelo insostenible, ecologismo o crisis

Para Ecologistas en Acción resulta importante apuntar a los supuestos hechos delictivos en la concesión de obras públicas, después de que la organización denunciara durante años la insostenibilidad del sistema.

Hay casos, incluidos en la querella, que sirven para entender el sistema despilfarrador aplicado durante años. Como, por ejemplo, el de la autopista Madrid-Toledo, cuya construcción fue adjudicada el 22 de enero de 2004. El mismo día que aparece apuntado en los “papeles de Bárcenas” un supuesto pago del presidente de la constructora AZVI, una de las adjudicatarias. Y la misma autopista que tiene a día de hoy el 11% del tráfico previsto y por la que el Estado está compensando a la concesionaria por la falta del tráfico previsto. Además, si quebrara esta concesionaria, el Estado, esto es, todos los contribuyentes, nos deberíamos hacer cargo del crédito impagado a los bancos.

Este y otros casos similares han llevado a que en la actualidad el Estado español sea el país europeo con más kilómetros de autovías y autopistas, con más kilómetros de alta velocidad y con más aeropuertos sin servicio, siendo el país que más fondos ha dedicado a grandes obras en porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB), en contraste con los escasos fondos dedicados a atención social.




Visitantes conectados: 304