APEMSA aún no aporta informes que corroboren su versión

Los responsables de APEMSA siguen haciendo declaraciones y más declaraciones para intentar convencer a los ciudadanos que la depuradora Las Galeras ha funcionado siempre correctamente. Curiosamente, a cada informe técnico que hace público Ecologistas en Acción, Francisco Pérez y Juan Campos, Consejero Delegado y Director Gerente de PEMSA respectivamente, contestan sistemáticamente que es falso lo que decimos y que la depuradora funciona bien, pero nunca facilitan ningún informe técnico que contradiga a los que nosotros hacemos público y facilitamos siempre a los medios de comunicación.

El Sr. Francisco Pérez siempre argumenta que hay dos formas de medir la contaminación de las aguas residuales: por valores absolutos y por porcentajes de reducción, lo que no dice es que en los años en que Ecologistas en Acción denunció el mal funcionamiento de la depuradora, y el vertido de aguas contaminadas al mar -en 2000, 2001 y 2002- Las Galeras no cumplió ninguno de los dos parámetros.

Nuestras denuncias han sido confirmadas y avaladas por todo tipo de informes técnicos, tanto de la Consejería de Medio Ambiente y Salud, como por la auditoría del Tribunal de Cuentas y los únicos estudios independientes que ha solicitado el propio Ayuntamiento, el realizado por la consultora ANALITER para el estudio de medio físico del PGMO, y el realizado por IBERMAD para la Agenda 21 Local. También ha corroborado nuestras denuncias un informe pericial de la Universidad de Cádiz. A ninguno de estos informes ha sido capaz de contestar APEMSA, ni se ha querellado contra sus autores.

Por todo esto, los responsables de APEMSA se han negado de forma sistemática a mantener reuniones o debates con nosotros, porque saben que no tienen ni argumentos ni informes técnicos que avalen sus afirmaciones. La negativa a que asistamos al Consejo de Administración de APEMSA demuestra también que no saben rebatir los informes que Ecologistas en Acción está haciendo públicos y que demuestran el mal funcionamiento de la depuradora. En un estado de derecho es insólito que se tomen decisiones tan graves contra unos ciudadanos, como interponer una querella y pedir el embargo de nuestros bienes, sin permitir siquiera poder dar nuestra versión de los hechos y defendernos.

Por todo ello emplazamos a APEMSA a que haga públicas las analíticas de los porcentajes de reducción de la EDAR las Galeras de 2000, 2001 y 2002, y que amplíe la querella contra todas las administraciones y empresas que han informado del mal funcionamiento de esta depuradora.

Caso de no hacerlo, quedará demostrado que carecen de argumentos técnicos, que han mentido sistemáticamente a los ciudadanos y que su querella contra Ecologistas en Acción es una represalia política con el objetivo de acallar una de las voces más independientes y críticas con la gestión del Ayuntamiento.




Visitantes conectados: 355