Carta a la Ministra de Medio Ambiente

1. Señora Ministra, aprovechamos su visita a Carboneras, con motivo de la inauguración oficial de la planta desaladora, para enviarle esta carta en la cual le manifestamos nuestra grave preocupación, como organización social-ambiental almeriense-andaluza, por la aceleración del modelo de gestión de agua especulador al cual se aboca la tierra almeriense con las decisiones y no-decisiones de la Administración central y Autonómica.

2. En efecto, ponemos en su conocimiento que un efecto perverso, no deseado, por la actual política del gobierno de apoyarse básicamente en desarrollar un mero instrumento tecnológico, la desalinización, alternativo al PHN, ha provocado ya que la comunidad de regantes de Rambla Morales revenderá excedentes de agua desalada a un precio mayor al que a ellos, como regantes les toca pagar para amortizar la inversión de las instalaciones de esa planta. Estamos pues a las puertas de una lamentable falta de gestión no sólo del agua desalinizada, sino además de una carencia de criterios estratégicos por parte del Estado en cuanto al destino final de la inversión, que le recordamos se realiza, al menos parcialmente, con fondos europeos.

3. Por ello creemos urgente legislar en esta materia de tal forma que las plantas construidas por Comunidades de Regantes no puedan revender agua para usos no agrícolas. Porque la dinámica especulativa que esto desatará en el campo almeriense pondrá en peligro incluso la propia existencia de aquellos agricultores con menos recursos, que no podrán asumir los gastos de un agua a precios muy elevados. Pues no resulta difícil preveer a mediano plazo que este modelo de no-gestión del agua, a través del instrumento tecnológico masificado de las plantas desalinizadoras, generará alzas continuadas de precios que también afectarán al agua de uso agrícola.

4. El movimiento ecologista almeriense y andaluz no cree posible resolver el problema del agua en Almería sin una adecuada gestión del recurso hídrico. La inauguración de plantas desalinizadoras sin más podría resultar de suyo una vieja imagen que nos recuerda otras épocas de España en las que todo el esfuerzo gubernamental se dirigía sólo a construir pantanos. Insistimos por lo tanto en que a la localización de nuevos instrumentos tecnológicos masificados, tales como las plantas desalinizadoras se les ha de sumar una dosis eficiente de gestión del recurso ya existente y del recurso nuevamente obtenido. En caso contrario estaremos asistiendo a la consagración de una confusión trágica de términos estratégicos: desarrollo sostenible, señora Ministra, no es igual a desarrollo ilimitado, infinito. Y esto debiera ser más claro aún en tierras como Almería.

5. Por último, porque del análisis de lo pequeño se pueden deducir funcionamientos más generales, nos vemos en la obligación de denunciar que mientras Usted inaugura la planta desalinizadora de Carboneras, se ha modificado brutalmente las condiciones de vida natural de los cursos de agua litorales almerienses. Más aún, al momento mismo de estar Usted inaugurando esa planta de Carboneras habrán camiones con residuos de todo tipo que seguirán descargando en el gran socavón ilegal que existe en mitad del río Aguas, cerca de Mojácar. Esta circunstancia se la hemos denunciado al Delegado de Medio Ambiente cuando las competencias de la Confederación Hidrográfica del sur han sido transferidas a la Junta sin resultados favorables para la calidad ambiental de un curso fluvial que se verá saturado con residuos en el próximo aguacero, y esto aguas arriba de una de las más grandes urbanizaciones de lujo recientemente inauguradas en la zona litoral de Mojácar.

Sin más reciba Usted un cordial saludo.

Fdo:D. Francisco Toledano Barrera

Coordinador de Ecologistas en Acción Almería




Visitantes conectados: 257