Denuncian la declaración de Ávila libre de lobos

La declaración de Ávila como provincia “libre de lobos” azuza a la caza de una especie protegida por la normativa estatal y la europea. Por ello, Ecologistas en Acción y la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL) han denunciado ante la Defensora del Pueblo y ante la Comisión Europea a la Diputación de Ávila, responsable de una moción ilegal. La institución ha tomado una decisión populista e injustificada que no beneficia en nada a los ganaderos.

Un supuesto aumento de los ataques de lobos llevó al pleno de la Diputación de Ávila a aprobar una moción para pedir a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León la declaración oficial de “zona libre de lobos” para dicha provincia. Pero no existe ningún estudio científico que demuestre que se haya producido un aumento en los daños a la ganadería y aunque los hubiera, la vía para paliar los posibles perjuicios a los ganaderos sería otra. Resulta cuando menos contradictorio que en el mismo día que se aprobó esa moción se rechazara otra para crear una línea específica de indemnizaciones en caso de daños provocados por lobos.

Las poblaciones de lobo ibérico de la provincia de Ávila, como todas las situadas al sur del río Duero, se encuentran protegidas tanto por la Directiva comunitaria 92/43/CEE del Consejo de 21 de mayo de 1992 relativa a la conservación de los hábitat naturales y de la fauna y flora silvestres, como por la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y Biodiversidad. Ambas normativas establecen que los Estados miembros tomarán las medidas necesarias para instaurar un sistema de protección rigurosa de las especies animales que figuran en la letra a) del Anexo IV, en sus áreas de distribución natural”, encontrándose el lobo ibérico entre dichas especies.

Por tanto, el lobo ibérico es una especie de interés comunitario que requiere de una protección estricta y queda prohibida cualquier forma de captura o sacrificio deliberados de ejemplares de esa especie en la naturaleza. También queda vetada la perturbación deliberada de dichas especies, especialmente durante los períodos de reproducción, cría, hibernación y migración, y el deterioro de los lugares de reproducción o de las zonas de descanso.

Dada la protección con que cuenta esta especie y el conflicto social existente entre la conservación del lobo ibérico y algunos ganaderos, Ecologistas en Acción y ASCEL consideran que la moción es altamente temeraria e indigna de un órgano administrativo que debe de velar por el cumplimiento de las leyes. Supone un llamamiento a la eliminación de esta especie protegida de la provincia de Ávila, algo claramente ilegal e irresponsable.

Por ello, ASCEL y Ecologistas en Acción han solicitado a la Defensora del Pueblo que investigue lo sucedido y advierta a la Diputación de Ávila y a la Junta de Castilla y León, que dicha declaración contraviene la normativa comunitaria y estatal. También han remitido una carta a la Comisión Europea informando de dicha declaración para que adopte las medidas preventivas y, si procede, sancionadoras oportunas.




Visitantes conectados: 137