Contra la regulación del Órbigo mediante la construcción de dos nuevos embalses

Ecologistas en Acción de León se ha dirigido al Presidente de la CHD, Sr. D. José Valín Alonso, con la intención de personarse en la tramitación ambiental y procedimiento que se siga para la autorización de estos proyectos.

Venimos asistiendo a lo largo de los últimos meses a una campaña insólita para atemperar la opinión pública respecto a la necesidad de construcción de más embalses en la comunidad, a dicha campaña se sumaba hace unos días incluso el ministro de agricultura.

En la provincia de León, la Confederación Hidrográfica del Duero planea la construcción de dos embalses en las cercanías de Carrizo de la Ribera que anegarían el valle de la Rial, con toma en el canal de Carrizo, y el valle de Los Morales, con toma en el canal de Velilla, por tanto detrayendo caudales de los ríos Omaña y Luna, hasta una capacidad conjunta de 35 Hm3.

Se ha dicho en verano que la necesidad de los embalses radica en paliar las épocas de sequía, pero existe mucho margen para mejorar la gestión del regadío en el sistema Órbigo por el lado de la demanda, modernizando los regadíos, ya que las pérdidas de agua en el conjunto de la Cuenca del Duero se sitúan entre el 60-80 %; hasta que ese aspecto no esté resuelto, no se debería aumentar la oferta. El ahorro y eficiencia en la utilización del agua, mediante la modernización de los regadíos, hace totalmente innecesaria la construcción de grandes embalses y trasvases.

Ahora se dice que las presas son necesarias para evitar los daños que producen las inundaciones, y ha sido el hiper-regulado río Luna, con dos embalses, el de Barrios de Luna y el de Selga de Ordás, el único que ha causado problemas de inundación en la provincia, en concreto en la localidad de Santiago del Molinillo, mientras que su vecino sin regular, el Omaña, ha bajado crecido, pero sin provocar daños.

Asistimos a un ejercicio continuado de demagogia por parte del Presidente de la CHD que al parecer pretende afrontar problemáticas del siglo XXI, con soluciones del siglo XIX

Con independencia de todo ello, la construcción de los dos embalses es una nueva muestra de gestión opaca y de espaldas a la ciudadanía, que se encontrará ya totalmente definido un proyecto que tiene que aceptar, sin poder participar en los procesos de decisión.

Se ahonda en la mala praxis democrática que caracteriza a este país, con procesos de decisión poco claros, que siembran la duda respecto a los intereses no declarados, a los que podrían obedecer.

Nos volvemos a enfrentar a un proyecto faraónico que evaluado en términos del bien común no soporta el más mínimo análisis de coste-beneficio, y que por tanto tiene el significado económico de tantos otros, drenar el dinero de la mayoría hacia los bolsillos de los contratistas favorecidos por la adjudicación de las obras.

Plataforma vecinal No a los pantanos en Carrizo y Villanueva

Ecologistas en Acción se ha sumado a la Plataforma Vecinal que se opone a la regulación del Órbigo mediante la construcción de dos embalses que anegarán los valles de La Rial y Los Morales, en las cercanías de Carrizo de la Ribera.




Visitantes conectados: 296