La oposición propone municipio libre de Fracking

De esta forma los grupos políticos dan respuesta a la petición que desde Ecologistas en Acción de Jerez les fue realizada el pasado día 1 de Abril. A lo largo de todo el territorio español son numerosas las plataformas ciudadanas que están apareciendo, centrando su ardua labor en informar y convencer a sus responsables e instituciones políticas para que adopten una posición clara en contra de cualquier proyecto de exploración o explotación de fractura hidráulica en sus respectivos territorios.

Son muchos los Ayuntamientos y otras instituciones que ya se han pronunciado en nuestro país sobre esta técnica extractiva de gas del subsuelo, incluso con los votos a favor de miembros del Partido Popular.
Transcribimos el texto integro de la proposición que será votado en el Pleno del Ayuntamiento de Jerez:

“La fracturación hidráulica o fracking, consiste en extraer gas de pizarra, o esquisto, utilizando un procedimiento que resulta más costoso y contaminante y menos rentable energéticamente que la extracción de gas convencional. Se perfora verticalmente a gran profundidad hasta alcanzar la pizarra y se continúa perforando horizontalmente algo más de un kilómetro. Finalizada esta operación, se provocan micro explosiones controladas que fragmentan la pizarra. A continuación se inyecta, a elevadísima presión, un líquido compuesto de miles de toneladas de agua dulce, arena y multitud de compuestos químicos, altamente peligrosos y contaminantes, que continúan fragmentando las rocas hasta poder extraer hidráulicamente las burbujas de gas acumuladas entre las rocas poco porosas e impermeables de la capa de pizarra.

En el proceso de reflujo o de retorno a la superficie (sólo se recupera entre un 15 y un 80% del fluido inyectado, el resto queda en el subsuelo), se liberan enormes cantidades de residuos altamente cancerígenos y mutagénicos como son metales pesados (mercurio, plomo, arsénico, cadmio,…) y elementos radiactivos (radón222, radio226, uranio238,...) contenidos en la pizarra.

En consecuencia y como han demostrado diversos estudios el proceso provoca, entre otros, una serie de impactos socio-ambientales, algunos de los cuales aún no están plenamente caracterizados o comprendidos, entre los que destacan:

- Gravísimas consecuencias para la salud humana pudiendo generar enfermedades cancerígenas y mutagénicas, malformaciones en los fetos, etc.

- La destrucción del medio ambiente.

- La contaminación atmosférica y la fuga de gases de efecto invernadero.

- La contaminación y toxicidad de las aguas subterráneas y de superficie.

- Sobreexplotación de acuíferos y otras fuentes de agua potable en competencia directa con las poblaciones afectadas y sus actividades agrícolas y ganaderas.

- La transformación y destrucción del paisaje, con la desaparición de su fauna y flora.

- El aumento del transporte de vehículos pesados durante las 24 horas del día con el consiguiente riesgo de accidentes y contaminación acústica.

- La contaminación de la tierras por acumulación de residuos tóxicos.

- El incremento de la actividad sísmica y de destrucción del territorio.

Estas consecuencias son las grandes olvidadas en los informes que las empresas presentan para lograr los permisos para la investigación, estudio y prospección de este modelo de extracción por fracturación hidráulica o fracking.

Además, consideramos la explotación de los gases no convencionales como un paso atrás en el camino hacia el cambio de modelo energético que debe abandonar de manera urgente la utilización de combustibles fósiles. Las energías renovables, la eficiencia energética y ante todo la reducción del consumo constituyen una mejor vía factible hacia un futuro saludable y sostenible desde el punto de vista socio-ambiental. Entendemos cualquier inversión en energías contaminantes como un retroceso que vulnera los compromisos asumidos en materia de sostenibilidad.

Las administraciones públicas y sus representantes tienen contraído con la ciudadanía un compromiso, implícito y explícito, por encima de cualquier otro interés y beneficio. Este compromiso es el de velar por el interés público y social, protegiendo la sostenibilidad de los recursos naturales, fundamentalmente los hídricos, elemento vital y finito, así como garantizar la salud pública. Por tanto, Las AA.PP., ni pueden ni deben sucumbir a las tentaciones de empresas, nacionales o internacionales, cuyo objetivo manifiesto es obtener los mayores beneficios económicos en el menor tiempo posible obligando a la ciudadanía a asumir los costes sociales y ambientales derivados de sus actividades. La comunidad autónoma tiene la competencia para el otorgamiento de estos permisos de investigación en su ámbito territorial, reconocida por la Ley estatal del Sector de Hidrocarburos aprobada en 1998. La Administración General del Estado se reserva dichas autorizaciones cuando el ámbito supera al de una comunidad autónoma o incluye zonas de subsuelo marino, así como todas las concesiones de explotación.

Los permisos de investigación tienen carácter preliminar, de forma que los trabajos asociados requerirán en su desarrollo nuevas autorizaciones adicionales que deberán contar, además de, con los permisos municipales cada uno de ellos, con su correspondiente trámite ambiental y de información pública.

Por ello, los Grupos Municipales abajo firmantes, proponemos como miembros de esta Corporación el siguiente ACUERDO DE PLENO:

- Que se declare todo el territorio municipal libre de esta técnica extractiva de prospección, exploración, investigación y explotación de hidrocarburos no convencionales que supongan la utilización de la fractura hidráulica y, por consiguiente, a no autorizar ninguna nueva solicitud y dejar en suspenso, si las hubiera, las previamente autorizadas.

- Instar a los parlamentos y gobiernos español y andaluz a la aprobación de una ley que prohíba el uso de la técnica extractiva de la fractura hidráulica (fracking), en aras al principio de precaución, dados los riesgos que conlleva para la salud de las personas y el medio ambiente.”




Visitantes conectados: 508