El ayuntamiento de Grazalema destruye un seto protegido

El Ayuntamiento de Grazalema ha procedido a destruir parte del seto vegetal que sirve de linde entre la huerta Las Sabinas y el camino del Martinete, junto al pueblo de Benamahoma, en pleno Parque Natural Sierra de Grazalema. Esta huerta es propiedad de Mercedes Sousa, esposa de Juan Clavero, que es representante de Ecologistas en Acción en la Junta Rectora del parque natural y exdirector de este espacio protegido.

Esta actuación constituye un atentado a los valores ecológicos de este parque natural por tratarse de un seto protegido y muy bien conservado, que ha llevado regenerarlo más de 20 años de plantaciones y tratamientos selvícolas, y que está constituido por una gran variedad de especies autóctonas: lentiscos, acebuches, algarrobos, higueras, sanguinos, agracejos, madroños, rosales silvestres… y alguna especie plantada que en nuestro país se encuentra en peligro de extinción, como es el araar (Tetraclinis articulata). El seto sirve de zona de anidación para especies de aves protegidas como mirlos, currucas y ruiseñores. El desbroce se ha realizado en plena época de reproducción de estas especies protegidas. Además han destruido la malla existente, lo que está creando un importante problema de seguridad, ya que en la huerta se crían gallinas y pavos en libertad.

Por su valor estético y ecológico estos setos vegetales están protegidos por el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) y el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del parque natural, normas que potencian un modelo de explotación respetuoso con el medio que coincide con el que se viene aplicando en la huerta Las Sabinas, única en Benamahoma certificada de cultivo ecológico. El Ayuntamiento ni ha solicitado autorización ni se ha dignado comunicar esta actuación a la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente (CAPMA), habiéndose realizado fuera del periodo habilitado para podas y desbroces, y con técnicas agresivas que han provocados importantes desgarros a los árboles y arbustos. Esta agresión ha sido cometida con total conocimiento de causa por parte de las/os responsables municipales del valor del seto y de su protección legal, ya que ha desestimado la reitera solicitud para limitar el crecimiento del seto hacia el camino público con el argumentos de que el seto estaba protegido. Ahora el ayuntamiento lo destruye sin contemplaciones.

Mercedes Sousa ha denunciado estos hechos a la CAPMA y a la Guardia Civil, cuyos agentes se han personado en la zona levantando acta de los destrozos realizados para remitirla al juzgado de Ubrique. También un agente de la CAPMA ha levantado acta de los daños ecológicos causados.

Ecologistas en Acción denuncia esta nueva agresión del ayuntamiento de Grazalema contra la familia de nuestro representante en el parque natural, una nueva represalia por las denuncias por las ilegalidades urbanísticas que viene realizando estos últimos años, que consiguieron destapar una trama de corrupción que ha salpicado al anterior alcalde y a la actual alcaldesa. Entre estas represalias cobardes se pueden citar la insólita orden de demolición de la vivienda de Mercedes Sousa cuando Clavero denunció diversas obras ilegales; el haberle impedido reparar durante tres años la conducción de agua para regar la huerta ecológica, que terminó siendo autorizada por sentencia judicial, o la propuesta de la sra alcaldesa, Mª José Lara, para declarar a Clavero persona non grata, que fue desestimada por el Pleno del ayuntamiento.

Ecologistas en Acción exige que se diriman responsabilidades en el ayuntamiento de Grazalema por esta agresión al medio ambiente y a la familia de nuestro representante, y que sean personalmente las/os que lo han ordenado las/os que sufraguen el coste de la restauración de los daños materiales y ecológicos causados.

Fotografías del seto antes y después del desbroce ilegal realizado.




Visitantes conectados: 404