Explotación ilegal de una cantera de calcarenitas

Ecologistas en Acción denuncian la explotación ilegal de una cantera en Arcos y la eliminación innecesaria de una zona montañosa para el acceso a una finca.

Ecologistas en Acción sospecha que con la excusa de hacer una entrada a una finca en el kilómetro 5,7 de la carretera Arcos-El Bosque, se podría estar explotando ilegalmente una cantera de calcarenitas, producto que se podría estar vendiendo con el consentimiento o desconocimiento de las administraciones locales y provinciales, por lo que solicitan a las autoridades una investigación inmediata para comprobar los hechos y en el caso de que sean ciertos, la paralización de la explotación y las sanciones administrativas correspondientes.

Consideramos que con un túnel que está proyectado, que atravesará la carretera, el acceso al camino de Barrancos quedaría cubierto satisfactoriamente y no haría falta destruir una parte de una pequeña montaña, aunque es la fórmula más apropiada para una explotación minera ilegal y encubierta.

La explotación minera carecería de los pertinentes permisos administrativos locales y provinciales, como el de la Consejería de Medio Ambiente, por lo que han presentado las correspondientes denuncias. Existen permisos de Medio Ambiente que afecta a la cañada real de Ronda, de Obras Públicas para la entrada a las fincas y algunas licencias municipales, pero no los que hacen referencia a una cantera. Necesitarían, entre otros permisos, una Evaluación de Impacto Ambiental, la declaración y proyecto de cantera, un proyecto de restauración anual con el plan de labores, aparte de abonar el aval que garantizara la restauración.

Los trabajos que se realizan suponen unos costes innecesarios y muy elevados, tanto desde el punto de vista económico, como desde el punto de vista ambiental. Ya se ha destrozado una extensa vegetación, suelo cercano a la carretera y se pretenden construir dos rotondas y el citado túnel.

Ecologistas en Acción también denuncia que existe en las inmediaciones una planta protegida catalogada en el libro rojo como vulnerable, Silene Estokoney, y otra de gran valor ecológico, la Anthemis Vulgare.




Visitantes conectados: 473