Campaña para la protección efectiva de la cigüeña blanca

Desde tiempos inmemoriales, la cigüeña blanca ha encontrado en nuestro pueblo uno de esos escasos lugares que les resultan idóneos para la realización de su ciclo reproductivo, después de su invernada en África. Tras un largo viaje migratorio, de miles de kilómetros, logra establecerse en nuestro pueblo, a principios de la primavera. Aquí, año tras año, viene a criar a sus cigoñinos, aprovechando para ello tanto los puntos elevados de algunos edificios, donde realiza sus nidos, como nuestro entorno natural, donde arroyos, lagunas y charcas le proporcionan todo lo necesario para la alimentación de sus pollos. De esta forma, a través de los años, la cigüeña se ha integrado perfectamente en la vida urbana de nuestra localidad, logrando una completa armonía y equilibrio ecológico junto a la vida cotidiana de los hombres y mujeres del municipio. Convivencia por la que todos y todas debemos velar, haciéndola extensiva al resto de los seres vivos, pues de la conservación y protección de la biodiversidad depende la propia existencia del ser humano como especie.

Pero, desgraciadamente, en nuestro pueblo se ha perdido la sensibilidad y respeto hacia la cigüeña, tratándola más como elemento molesto y dañino que como un ser vivo con derecho a la vida, olvidando además los innumerables beneficios que aporta al ser humano y, en especial, a sus cultivos en la vega. Decimos todo esto, porque en nuestro pueblo, desde hace unos años, se vienen destruyendo los nidos de estas cigüeñas, sin el menor remordimiento. Tristemente hemos podido observar como, en diversas remodelaciones de edificios, los nidos que estaban allí desde hacía años han sido eliminados, incluso en periodo de anidamiento, llegando a desaparecer de la torre de la iglesia, la espadaña del convento y la torre del antiguo ayuntamiento. Finalmente, las cigüeñas, viéndose expulsadas de sus predilectos lugares de anidamiento, han encontrado refugio en uno de los restos de la explosión de la burbuja inmobiliaria, concretamente en la peligrosa torre-grúa que, a modo de barco naufragado, sigue anclada en un edificio de la calle Real.

No podemos olvidar que la cigüeña blanca (Ciconia ciconia) se encuentra incluida en distintos convenios o normativas que velan por la protección de la fauna, como son el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas, figurando en ambos con la categoría de Interés Especial, y el Anexo I de la Directiva Aves de la Unión Europea. Además la Ley 8/2003, de 28 de octubre, de la Flora y Fauna Silvestre, establece en su art.7 “la prohibición de dañar intencionadamente los nidos de animales silvestres e inquietarlos, sobre todo durante el periodo de reproducción”.

Curiosamente, este año estamos viendo como una pareja de cigüeñas, en otro intento más por recuperar sus anteriores nidos, ha abandonado la peligrosa torre-grúa para volver a instalarse en la torre del antiguo ayuntamiento, donde ya ha construido un nido y está en periodo de cría. Ante este hecho, Ecologistas en Acción considera que el ayuntamiento y la Iglesia deben actuar con sensibilidad ecológica hacia estas hermosas y valiosas aves, para preservar sus nidos y asegurar así que su ciclo reproductivo se realice con total normalidad. Por ello, desde Solano-Ecologistas en Acción, le proponemos al ayuntamiento y a la autoridad eclesiástica local actuaciones -que más abajo detallamos- encaminadas a proteger la cigüeña blanca en nuestro pueblo, sin olvidar la conservación de los edificios. De esta forma, a lo largo del tiempo, todas las personas de nuestro pueblo -y sus visitantes- podrán disfrutar de nuestros edificios emblemáticos y de una de las aves más hermosas que nos visitan cada año.

Medidas a realizar para la protección y recuperación de la cigüeña blanca en El Viso:

  • Colocar una plataforma-nido en la azotea del antiguo ayuntamiento, a la cual se trasladaría el actual nido realizado este año 2013. El objetivo no es otro que evitar su alteración a la hora de practicar cualquier tipo de trabajo en la torre del edificio. La ubicación de esta plataforma estaría muy cerca de esta torre y a su misma altura, dejando espacio suficiente para las labores de mantenimiento.
  • Colocar una plataforma-nido en la azotea del actual ayuntamiento, con la que se pretende recuperar la pareja de cigüeñas que durante muchos años ha anidado en la espadaña del convento, cuyo nido fue destruido. La ubicación de esta plataforma estaría cerca de esta espadaña y a su misma altura, dejando espacio suficiente para labores de mantenimiento.
  • Instar a la autoridad eclesiástica local para que ponga una plataforma-nido en el tejado de la parroquia, para recuperar así la pareja de cigüeñas que habitualmente anidó tanto en la torre del campanario como en el tejado, bajo el pararrayos, y cuyos nidos también han sido destruidos.

Las medidas propuestas se realizarían entre los meses de septiembre y octubre, tal y como aconsejan los expertos a la hora de realizar estos trabajos.




Visitantes conectados: 427