Bandera Negra por cuarto año consecutivo

Ecologistas en Acción ha concedido por cuarto año una bandera negra a la playa urbana de Sanlúcar entre Bonanza y Las Piletas, por los vertidos contaminantes a la playa y al litoral.

Los vertidos directos de aguas residuales a la playa se producen a través del arroyo del Salto del Grillo y arroyo de San Juan. Estos vertidos ocurren durante casi todo el año, salvo en los meses de verano. La Autorización de Vertido concedida al Ayuntamiento de Sanlúcar en marzo de 2010 daba un plazo de 2 años para su eliminación. Además, cuando hay grandes lluvias se producen vertidos puntuales a través de 4 aliviaderos entre Cabo Noval y Calzada de la Infanta, debido a que existe una única red para aguas pluviales y residuales.

La depuradora municipal “Guadalquivir” sigue funcionando muy mal (la que peor funciona en todo el litoral de la provincia) y vierte aguas insuficientemente depuradas a través de un emisario subamarino de 700 metros de longitud, desde la zona de las Piletas al Estuario del Guadalquivir. El resumen de los datos de control realizados por la Consejería Agricultura, Pesca y Medio Ambiente (CAPMA) durante el año 2012 (último del que tenemos datos) indican que:

- El 95 % de las muestras ( ¿de agua vertida depurada?) sobrepasan los máximos legales de contaminación.

- El 37 % tienen niveles de contaminación 4 veces superiores al máximo permitido, tan altos que técnicamente son aguas residuales.

- El volumen de vertido es de unos 5 millones de metros cúbicos por año (520 m3/h).

Denuncia registrada a la Fiscalía Provincial de Medio Ambiente de Cádiz

Estos datos son similares a los de los 3 años anteriores e indican una infracción continuada tanto del Real Decreto 509/1996 que regula la depuración de las aguas residuales urbanas como de la Autorización de Vertido concedida al Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda. No conocemos los efectos contaminates sobre el litoral cercano debido a que el plan de vigilancia sobre el litoral que recibe el vertido, que es una obligación legal del Ayuntamiento, no se ha dado a conocer.

Sí conocemos la calificación de las aguas de baño de estas playas publicadas en el Informe prelimar de aguas de baño de la temporada 2013. Las calificaciones van desde insuficiente, suficiente, buena hasta excelente, según la presencia y abundancia de microorganismos fecales. La calificación es “Insuficiente” para la playa de Bonanza-Bajo de Guía y “ Suficiente” para la playa de la Calzada. En el caso de la calificación Insuficiente es obligatorio una señalización en la playa informando de las causas de la contaminación y de las mediadas adoptadas.

Otro hecho alarmante es que los análisis de la CAPMA, muestran niveles de contaminación sistemáticamente más elevados que los ofecidos por el ayuntamiento y realizados por la empresa Aqualia: en promedio un 60 % mayores y que en muchos casos duplican el nivel de contaminación indicado por Aqualia. Dado que el laboratorio de la CAPMA cuenta con una certificación independiente, existe la clara sospecha de que se están falseando los datos.

Ecologistas en Acción ha denunciado estos hechos a la Fiscalía Provincial de Medio Ambiente de Cádiz, reclamando la eliminación de los vertidos y la sanción a los responsables: Ayuntamiento y Aqualia- FCC.




Visitantes conectados: 292