Altos niveles de contaminación por ozono en Sevilla

Ecologistas en Acción vuelve a denunciar los altos niveles de ozono en la
capital, esta vez durante los últimos días de la semana pasada, que
tuvimos una situación mala según Red de Vigilancia y Control de la calidad
del aire de Andalucía de la Consejería de Medio Ambiente.

Efectivamente, más de la mitad de las estaciones de la red de la ciudad de
Sevilla tuvimos una situación mala, incluida la estación de medida del
centro de Sevilla, situada en la calle Pajaritos.

La estabilidad atmosférica propicia la formación de ozono malo por la
fuerte insolación y la abundante presencia en el aire de los óxidos de
nitrógeno procedentes del tráfico.

El ozono troposférico, u ozono “malo”, se manifiesta con mayor intensidad
en zonas donde la concentración del tráfico es alta y durante los meses de
verano y en primavera. Los óxidos de nitrógeno procedentes del tráfico de
vehículos, precursores del ozono y la radiación solar ayuda a formar el
ozono por medio de complejas reacciones fotoquímicas.

Ecologistas en Acción advierte de la previsible repetición de esta
situación durante estos días en toda Sevilla, lo que obliga, según ley, a
la adopción de medidas para atajar esta contaminación. Pero ni el
Ayuntamiento de Sevilla, ni los ayuntamientos del área metropolitana y la
Junta de Andalucía –a pesar de que aprobó los nuevos planes de mejora de
calidad del aire en Sevilla y su área metropolitana– y menos por las
políticas de movilidad del Ayuntamiento de Sevilla para reducir el
tráfico, que es ninguna.

No entendemos cómo se pueden llevar a cabo medidas en contra de la mejora
de la calidad del aire. Son ejemplos las últimas decisiones del
Ayuntamiento en promover nuevas infraestructura para el coche privado,
como los nuevos aparcamientos rotatorios en la periferia del centro
histórico o el cambio del PGOU de Sevilla para construir nuevos
aparcamientos dentro del centro histórico (aparcamiento Alameda), los
nuevos puentes sobre el Guadalquivir o incluso la eliminación hace dos
años del “Plan Centro”, donde se ha demostrado en los meses que estuvo en
vigor la disminución de la contaminación. El Ayuntamiento de Sevilla deja
una vez más la salud de la ciudadanía en riesgo, según manifiesta la
comunidad científica y la misma legislación que regula los niveles de
ozono.

Ecologistas en Acción entiende que el Ayuntamiento de Sevilla aboca a la
ciudadanía a sufrir esta contaminación, invisible, pero que afecta de
forma seria a la creciente población asmática, a la población infantil, a
las personas mayores y a las especialmente sensibles con dificultades
respiratorias, en definitiva a la mayoría de la población que vive en el
centro de Sevilla.

Dado el origen de los gases contaminante, sólo una contundente acción para
reducir el tráfico de vehículos puede reducir este problema de salud
pública.




Visitantes conectados: 517