Ante la reapertura de las Minas de río Tinto

Ecologistas en Acción exige a Susana Díaz y a la nueva Consejera de Medio Ambiente la máxima transparencia para la reapertura de las Minas de Rio Tinto.

Solicitamos la sustitución del Director General, Jesús Nieto, como responsable de resolver las autorizaciones ambientales para la reapertura de las Minas de Rio Tinto, ya que en 1996 permitió, ignorando los riesgos existentes, el recrecimiento de los muros de la balsa de lodos de Boliden en Aznalcóllar, que finalmente reventó en 1998.

En el BOJA del pasado viernes 13 de septiembre de 2013 se publicó el anuncio del Director General, Jesús Nieto González, por el que se anuncia el trámite de información pública para la Autorización Ambiental Unificada (AAU/SC/0003/13) del Proyecto de Explotación de Minas de Rio Tinto, en los municipios de Minas de Riotinto, Nerva y El Campillo (Huelva).

Desde el pasado 18 de septiembre tenemos solicitada a esa Dirección General determinada información trascendental para poder presentar nuestras alegaciones ambientales al deficiente proyecto presentado por Emed Tartessus.

Hasta la fecha, y faltando ya pocos días para que culmine el plazo, el Director General NO ha facilitado la información solicitada. Jesús Nieto ha decidido asumir directamente la competencia sobre la AAU para la reapertura de las históricas Minas de Rio Tinto. Sin embargo, desde Ecologistas en Acción consideramos que el currículo de Nieto demuestra que no es la persona más adecuada para asumir autorizaciones ambientales de grandes proyectos mineros. Y ello dado sus nefastos antecedentes en materia de prevención ambiental en relación a la catástrofe anunciada de la balsa de las minas de Aznalcóllar en 1998. Entre los años 1993 a 1998, Jesús Nieto tuvo en sus manos la posibilidad clara y rotunda de evitar el brutal desenlace de esa balsa. Simplemente tenía que haber impulsado, desde su puesto de Delegado Provincial de Medio Ambiente de Sevilla, la clausura de la balsa por incumplimiento de la Declaración de Impacto Ambiental que él mismo había formulado en 1995. En vez de eso optó por archivar las denuncias ecologistas, favoreciendo la impunidad de multinacional sueca Boliden, a pesar de contar con informes de sus propios técnicos y de un ex ingeniero de Boliden que alertaba sobre los graves defectos y el riesgo de rotura de la balsa.

Igual que entonces, los ecologistas llevamos años denunciando y advirtiendo a la Junta de Andalucía sobre la situación de abandono en que se encuentran millones de toneladas de lodos tóxicos almacenados desde hace años en las presas de Aguzaderas, Cobre y Gossan del recinto de las Minas de Rio Tinto, que causan constantes vertidos por filtraciones de aguas ácidas a la cuenca del Rio Odiel en periodos de fuertes lluvias. Estos vertidos contaminantes llegarán a la futura presa de Alcolea cuyas aguas pretenden ser destinadas a riego. Y lo que es más grave, esas filtraciones han debilitado la estabilidad de las escolleras de esas presas, con alto riesgo de roturas, cuyas consecuencias podrían ser desastrosas para las poblaciones y tierras situadas aguas abajo, especialmente en Gibraleón.

El abandono del control de estas presas, desde el cierre de la actividad minera en 2001, se ha producido ante la pasividad del Sr. Nieto durante su mandato como Director General de Minas entre los años 2000 a 2008. Especialmente grave han sido los vertidos producidos en 2009, 2010 y 2011 que han provocado el inicio de expedientes sancionadores contra Emed Tartessus. Hasta la fecha, ninguna sanción ha sido impuesta, otra vez ante la pasividad del Sr. Nieto, durante su mandato como Director General de Prevención y Calidad Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente desde 2008 hasta la actualidad.

De igual forma se actuó en relación a los daños ambientales continuados producidos por las canteras de Alahurín de la Torre y en relación a los daños continuados que sigue produciendo, hoy en día, la mina de Cobre Las Cruces en el acuífero de Gerena.

En todos esos casos, el Sr. Nieto siempre puso por delante los intereses de las grandes empresas frente a sus obligaciones de prevención y defensa del medio ambiente. Y en todos esos casos, el Sr. Nieto ignoró las fundadas denuncias y advertencias realizadas por grupos ecologistas y plataformas ciudadanas, al igual que ha hecho durante los más de 20 años que lleva ocupando altos cargos en Consejerías de la Junta de Andalucía.

Ecologistas en Acción tiene razones fundadas para pensar que Jesús Nieto, una vez más, va a anteponer los intereses de la empresa promotora Emed Tartessus, antes que garantizar plenamente la fiabilidad ambiental de una hipotética reapertura de las Minas de Rio Tinto.

Por todo ello, desde Ecologistas en Acción solicitamos a la nueva Consejera de Medio Ambiente, María Jesús Serrano y a la nueva Presidenta andaluza, Susana Díaz que realicen un verdadera renovación de la cúpula de la Consejería de Medio Ambiente, poniendo en esos puestos a personas que se dediquen realmente a ejercer sus competencias de prevención de la contaminación, vigilancia, inspección y control ambiental.




Visitantes conectados: 216