Manifestación contra el cierre de caminos públicos

Convocadas por la Asociación para la Conservación de los Ecosistemas de La Manchuela (ACEM), Ecologistas en Acción de Albacete y Ecologistas en Acción de Cuenca, el domingo 13 de octubre casi 200 personas se manifestaron con el lema "Si al acceso público a la reserva natural de las Hoces del Cabriel a través de la aldea de Mirasol. No al coto de caza privado".

Se protestaba contra el Gobierno de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Minglanilla que han permitido que se cierre el camino público que une las aldeas de Mirasol y la Fonseca, en plena Reserva Natural de las Hoces del Cabriel. Además, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha cerrado el Centro de Interpretación de esta Reserva Natural situado en Mirasol y ha autorizado que en la misma funcione un coto privado de caza.

Imagen de la marcha

Cuando los manifestantes llegaron junto al Centro de Interpretación, al igual que en la manifestación del pasado 23 de junio, se encontraron una valla y una puerta cerrada con un candado, que impedía el paso por el camino público.

De acuerdo con el oficio de la Subdelegación del Gobierno en Cuenca que acusaba recibo de esta manifestación y con el escrito de los Servicios Periféricos de la Consejería de Agricultura en Cuenca, los manifestantes tomaron la decisión de apartar a un lado la puerta que cierra el camino para poder continuar el itinerario de la manifestación. A partir de este punto, y de acuerdo con la normativa que regula el uso público de la Reserva, sólo 100 personas continuaron la marcha hasta el paraje de los túneles de los Cuchillos.

La puerta es retirada

Toda la manifestación discurrió con absoluta tranquilidad, en continuo contacto con las fuerzas de la Guardia Civil que allí estaban presentes, y sin ningún tipo de incidente ni de daño a las personas ni a la propiedad.

El paso por el camino público quedó reabierto

Al día siguiente, representantes de ACEM se personaron en el cuartel de la Guardia Civil de Minglanilla para interponer sendas denuncias contra la empresa CASPIMA S.L. y el Ayuntamiento de Minglanilla. En el caso de la empresa CASPIMA S.L. por cerrar con una valla y una puerta el acceso público a la aldea de la Fonseca desde Mirasol. Al Ayuntamiento de Minglanilla por inacción ante el incumplimiento del artículo 64 de la Ordenanza de Medio Ambiente (en vigor desde febrero de 2012), que señala que "Queda prohibido dañar, deteriorar o cortar todo camino o carretera, público o privado". La obra de la puerta citada no cuenta con el preceptivo permiso y licencia de obras municipal, por lo que el Ayuntamiento debería haber procedido remover con absoluta celeridad dicho obstáculo desde el mismo momento de su colocación. La Guardia Civil derivó a los representantes de ACEM al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Motilla del Palancar, para que presentaran esta nueva denuncia y se acumule a la que ya se interpuso el pasado mes de junio.




Visitantes conectados: 365