Amenazan expulsarnos de nuestra sede

El anuncio del alcalde de que va a proceder a expulsar a Ecologistas en Acción de su sede social, ubicada en un bodegón de la Plaza de Toros, es una nueva escalada de la campaña de represalias que ha emprendido el alcalde portuense contra un colectivo que viene desarrollando una amplia y exitosa actividad en defensa de los terrenos forestales y contra la especulación urbanística.

Hernán Díaz, como buen cacique, no admite que nadie se oponga a sus planes, y no duda en utilizar la guerra sucia contra los ciudadanos que defienden el interés general. Sólo en lo que llevamos de año, hemos sufrido las siguientes acciones de represalias del sr. alcalde:

- Justificó la campaña de carteles amenazantes contra un miembro de Ecologistas en Acción.

- Nos ha insultado e injuriado reiteradamente, y nos ha dedicado numerosos comentarios soeces.

- Nos ha denunciado en el Juzgado por hacer públicas analíticas oficiales de la Junta de Andalucía sobre lo vertidos de la depuradora, y ha pedido el embargo de nuestros bienes.

- Ha utilizado a la Policía Local y a técnicos de urbanismo para investigarnos.

Hernán jamás se ha reunido con Ecologistas en Acción en los 14 años que lleva en la alcaldía, a pesar de ser una de las asociaciones que desarrolla más actividades en nuestro municipio, y de habérsele requerido en reiteradas ocasiones. Hernán ha anunciado varias veces que se reuniría con una delegación de Ecologistas en Acción (incluso se comprometió en el Consejo de APEMSA), y ha incumplido sus promesas y compromisos.

Una prueba más de la obsesión antiecologista de Hernán, es el hecho de que no haya tramitado el convenio urbanístico que presentamos en febrero, y que incluía numerosas propuestas que beneficiaban al interés general de la ciudad, aún habiéndonos asegurado que nos recibiría para estudiarlo. Sin embargo, tramitó con diligencia los 23 convenios presentados por los especuladores urbanísticos

Ahora nos quiere echar de un local que nos fue cedido por el Ayuntamiento en 1989 en estado ruinoso. Nosotros hemos rehabilitado el local, con un coste de 1.500.000 pesetas de entonces, para adaptarlo a unas condiciones de habitabilidad de las que carecía. En estos 16 años hemos desarrollado multitud de actividades abiertas a todos los ciudadanos (charlas, cursos, exposiciones, talleres, organización de rutas y campamentos...), habiéndose convertido este local en un punto de referencia de las actividades en defensa de la naturaleza y de educación ambiental.

Sorprende la insistencia obsesiva manifestada en diversas ocasiones por el sr. Alcalde para echarnos, argumentando últimamente que necesita este local para el museo taurino, cuando es uno de los dos únicos bodegones que están rehabilitados y abiertos a actividades ciudadanas. El otro bodegón que se rehabilitó (el número 5), tras una inversión millonaria para dedicarlo a Escuela de Tauromaquia, pronto se cerró, y ahora lo utilizan grupos de teatro de jóvenes ¿también los echarán? Los otros locales, que se usan como talleres y almacenes municipales, están en un estado lamentable, que no pasarían una inspección técnica, de salubridad y de seguridad e higiene para estas actividades. Lo lógico sería trasladar estos talleres a una nave digna del polígono industrial, y rehabilitarlas para actividades culturales que hagan del entorno de esta plaza un foco atractivo para la juventud, que falta que hace.

Caso de persistir el alcalde en el intento de desalojarnos, llevaríamos este caso al Pleno del Ayuntamiento, para solicitar a los grupos municipales que apoyen el mantenimiento de este local como sede de Ecologistas en Acción, al igual que otras muchas asociaciones de nuestra ciudad disfrutan de locales municipales para realizar sus actividades.




Visitantes conectados: 287