Castilla y León: Premios Atila 2004

Tal día como hoy es tan significativo para nosotros como los que anteceden y suceden. El estudio y defensa del medio ambiente son objetivos que se trabajan cada día. Cada 5 de Junio Ecologistas en Acción, convoca los Premios Atila, con el objetivo de "distinguir y denunciar a aquellas personas, entidades o proyectos que más hayan destacado por su contribución a la destrucción del medio ambiente". Los premios, que se concedieron por primera vez en 1992, tienen dos categorías denominadas "Atila" y "Caballo de Atila".

En el caso de Castilla y León, tras la deliberación el Jurado de Ecologistas en Acción acordó:

1. Conceder el Premio Atila a la peor conducta ambiental a Victorino Alonso, el mayor propietario de empresas mineras de carbón de España y responsable directo, junto a otros empresarios mineros de las 25.000 hectáreas de minas a cielo abierto en las provincias de León y Palencia, en amplia sintonía con la Junta de Castilla y León, que aprueba permanentemente numerosas explotaciones, algunas de ellas en la red Natura 2000, como es el caso de la comarca leonesa de Laciana.

En la concesión de este premio se ha tenido especialmente en consideración que los cielos abiertos son uno de los principales problemas ambientales, sociales y económicos de las montañas de León y Palencia. Su impulso por las empresas mineras gestionadas por Victorino Alonso han provocado en 20 años la pérdida de unos 8.000 puestos de trabajo y el cierre de numerosas minas de interior, incrementándose los desmontes mineros y las subvenciones de dinero público, que llegan a los nueve mil millones de las antiguas pesetas cada año. La consecuencia es la pérdida de población y de recursos ambientales, la contaminación y desaparición del equilibrio hídrico, la pérdida de suelo y desaparición de numerosas masas forestales, así como la imposibilidad de un desarrollo sostenible para las comarcas afectadas.

2. Conceder el Premio Caballo de Atila a Silvia Clemente, en primer lugar por su legado como Consejera de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León entre los años 2001 y 2003. Durante estos dos años, desmanteló el Servicio regional de Educación Ambiental, promovió la aprobación de sendos planes regionales de residuos urbanos e industriales que han sido anulados judicialmente, e impulsó una Ley de excepción para reabrir el vertedero regional de residuos tóxicos y peligrosos de Santovenia de Pisuerga
(Valladolid) que se encuentra en el Tribunal Constitucional.

En la actualidad, sus actuaciones como Consejera de Cultura le hacen también merecedora de este reconocimiento. Mientras la mayor parte del patrimonio cultural y artístico de la región se encuentra es estado de semiabandono, su política se reduce a propaganda y virtualismo, grandes y caras exposiciones con gran profusión mediática, festivales elitistas para promocionar el Camino de Santiago, publicidad del mismo en cualquier evento deportivo., y entre tanto, lugares Patrimonio de la Humanidad como Atapuerca, languidecen rodeados de canteras sin licencia.

Porque la defensa del patrimonio, natural y cultural, no se reduce a grandes puestas en escena e inauguraciones con vino y tapa.




Visitantes conectados: 537