Furtivismo: un robo en toda regla

Hace pocos días hemos conocido los resultados de los controles para erradicar la caza furtiva nocturna en época de berrea del ciervo que ha realizado la patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Barruelo de Santullán. El resultado ha sido la denuncia a varios furtivos y la incautación de varias cabezas de ciervo macho (trofeos de 16 y 11 puntas).

Estas actuaciones se repiten todos los años por parte de la Guardia Civil, único cuerpo que vela de forma digna por los recursos de todos, y que denuncia estas actividades. Estas denuncias en su mayoría, y por desgracia, no son en los Juzgados, sino en la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Palencia, encargada de las denuncias administrativas, y es ahí donde se deben tramitar con la diligencia suficiente para que se cumpla la doble función, por un lado sancionadora y recaudadora, y por otro preventiva, no siendo así en algunos casos, habiendo denuncias que acaban diluidas entre la maraña administrativa, con recursos y otras artes que algunas veces consiguen la caducidad o la no sanción.

Lamentablemente esta es una actividad bastante más habitual de lo que se pueda pensar y desgraciadamente aceptada y justificada por muchos de los habitantes de la zona, que conocen a muchos de estos delincuentes administrativos pero al final se mira para otro lado porque no se considera "que sea tan grave", cuando debería reflexionarse sobre el robo de los recursos públicos que deberían ingresar en los Ayuntamientos o Juntas Vecinales correspondientes.

A esta resignación y pasividad de los vecinos de la zona, le sumamos la no gestión en cuanto a pistas forestales , que se arreglan muchas veces con fondos públicos que no saben donde gastarse y después se las coloca una señal de prohibido circular, y la escasa vigilancia del Parque Natural por una buena parte de la guardería, dedicada a otros menesteres más gratificantes y no tan desagradables.

Por todo esto, llegamos a la conclusión de que esto tiene una difícil solución , porque la mayoría de los que pueden hacer algo no tienen ninguna intención de hacerlo, bien por desconocimiento, bien por desgana y algún otro, por incluso aceptar este furtivismo. Es de agradecer que al menos, haya una patrulla, en un extremo del Parque Natural, con las ganas y la dedicación necesarias para que este reino de taifas, que es la Montaña Palentina, siga contando con un Patimonio Natural envidiable en otro tiempo y esquilmado actualmente .




Visitantes conectados: 330