Exigen mayor moderación en el alumbrado navideño

Ecologistas en Acción de la Región Murciana denuncia un año más el despilfarro eléctrico, de recursos y económico que suponen los alumbrados y adornos navideños, tanto por parte de Ayuntamientos, como por centros comerciales, incluso por la propia ciudadanía. Por ello, un año más, la asociación reclama a todos un uso más racional y moderado de estos elementos.

Este tipo de alumbrado y adornos temporales suponen un sobreconsumo energético.

La electricidad no es una energía limpia en España. El actual modelo energético supone aproximadamente que un 50% proviene Centrales que usan combustibles fósiles y generan CO2, contribuyendo al cambio climático cuyas consecuencias ya estamos sufriendo, y un 25% Centrales Nucleares viejas y cuyos residuos suponen un riesgo y elevados costes durante siglos.

Ecologistas en Acción critica el derroche de fondos públicos que realizan los Ayuntamientos de nuestra región en un momento en el que muchos servicios básicos están siendo recortados.

Tampoco se transmite a la ciudadanía el coste total, ya que al coste de los materiales para el alumbrado y adornos, así como de su instalación y desmontaje, hay que añadir el enorme consumo energético extra que se genera.

Por ejemplo, el Ayuntamiento de Murcia encenderá las luces 6h al día durante 32 días, y el Ayuntamiento de Cartagena encenderá las luces 8h al día durante 32 días.

También los centros comerciales hacen cada año un gran alarde de iluminación y adornos que contribuyen a aumentar el despilfarro energético y sus consecuencias, siendo mayor el número de días y horas que permanece encendido dicho alumbrado. Y cada vez es mayor el número de pequeños y medianos comerciantes que se suman a esta moda.

Por ello ecologistas en Acción pide moderación tanto a comercios, como a la ciudadanía, y exige a la administración que rebaje al mínimo el gasto público y el derroche energético con medidas como: reducir el número de horas a la mitad, reducir el número de luces y adornos a un tercio, reutilizar las luces y adornos año tras año, reducir el encendido a los 15 días que duran las fiestas navideñas.

Esta moderación puede servir de ejemplo a comercios, grandes superficies y ciudadanos en un contexto de crisis económica y social.

Para terminar, la asociación hace un llamamiento a la ciudadanía para que moderen también el uso de la energía eléctrica y la compra de adornos navideños, especialmente aquellos que requieren electricidad para su funcionamiento. Existen multitud de alternativas de fácil elaboración y muy creativas y decorativas, reutilizando y reciclando materiales.

Por otro lado, los consumidores pueden contribuir al cambio, mostrándose críticos con los establecimientos que hagan un despliegue irracional de alumbrados extraordinarios (tanto por sus dimensiones, como por mantenerlos en funcionamiento fuera del horario comercial), y potenciando el pequeño comercio local moderado.




Visitantes conectados: 112