Continúan las irregularidades en la Sierra de Esparteros

La Plataforma Ciudadana de Sierra de Morón denuncia que continúan las irregularidades ya que la declaración de Impacto Ambiental obvia las alegaciones contra la cantera para favorecer los intereses de SIDEMOSA.

Se ha escrito un nuevo capítulo en el escandalo de la sierra de Esparteros, un paraje que reúne extraordinarios valores naturales, paisajísticos, culturales e históricos, pero que ha sido dañado gravemente con la complicidad de la Consejería de Medio Ambiente y del Ayuntamiento de Morón de la Frontera, administraciones que han tenido una actuación poco clara y sobre las que pesan graves sospechas de trato de favor hacia la empresa explotadora. La Declaración de Impacto Ambiental (DIA) firmada por el Delegado de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de Sevilla no hace más que confirmar esas sospechas.

El delegado, Francisco Gallardo García, hace suyos los argumentos de la empresa explotadora de la cantera (SIDEMOSA) en una Declaración de Impacto Ambiental claramente tendenciosa, que no tiene en cuenta las alegaciones presentadas contra el proyecto de explotación por diversas organizaciones y particulares.

Llama la atención que no se hayan tenido en cuenta las especies de fauna que se verán afectadas gravemente en caso de que se reabra la cantera. La Consejería de Medio Ambiente no ha investigado si la explotación podría dañar a alguna especie animal protegida, y ha obviado el informe que realizaron conjuntamente la Plataforma Ciudadana Sierra de Morón y GOSUR (Grupo Ornitológico del Sur), sobre la colonia de buitres leonados situada a pocos metros de la explotación.

Del mismo modo inquieta que la Consejería de Medio Ambiente no haya encargado un informe geológico e hidrológico independiente sobre el acuífero que hay debajo de la cantera, tomando como válido el presentado por la empresa, realizado con un piezómetro y que no aporta información sobre el subsuelo que recubre a ese acuífero. La Declaración de Impacto Ambiental (DIA) permite que la empresa saque piedra hasta quedarse a solo un metro de distancia del acuífero. Tanto el acuífero como las interesantes formaciones kársticas que alberga la sierra podrán ser destruidas antes siquiera de ser estudiadas.

Varios alegantes preguntaron por la compatibilidad urbanística de la explotación, pero la Consejería de Medio Ambiente tampoco ha tenido en cuenta el PGOU de Morón de la Frontera, a pesar de que entre la documentación estudiada consta un escrito del Alcalde de Morón de la Frontera, que certifica que el PGOU de la ciudad prohíbe expresamente la explotación, ya que se encuentra en Suelo No Urbanizable de Conservación Prioritaria. Y resulta que además, el Delegado que firma la DIA es competente en materia de ordenación del territorio y por tanto no puede ocultarse a si mismo el contenido de ese PGOU.

Hace unos meses el Defensor del Pueblo Andaluz mostraba su incredulidad y su sorpresa ante las actuaciones de la Consejería de Medio Ambiente en la sierra de Esparteros, pero las malas prácticas en la Delegación Territorial de Sevilla de esta Consejería, lideradas por su gerente, Salvador Camacho Lucena, no dejan de dar sorpresas desagradables y siguen poniendo en peligro con sus actuaciones el patrimonio natural que debieran defender. La DIA aprobada es tendenciosa, y redactada con manifiesto interés en que la explotación salga adelante, por encima de los impactos ambientales pasados, presentes y futuros, y representa otro capítulo más del escándalo y los indicios de corrupción que llevamos años denunciando que asocian a la empresa SIDEMOSA con los cargos provinciales de medio ambiente.

La Plataforma Ciudadana de Sierra de Morón junto con otras asociaciones de la comarca va a continuar con sus acciones de protesta, y anunciamos una próxima campaña para denunciar públicamente la actuación irregular de la Consejería de Medio Ambiente y del Ayuntamiento de Morón de la Frontera.




Visitantes conectados: 644