El Ayuntamiento intenta burlar la sentencia del aparcamiento de Portugalete

El pasado 22 de noviembre el Ayuntamiento aprobó por cuarta ocasión el proyecto de construcción y la licencia ambiental del aparcamiento subterráneo de la Plaza de Portugalete, tras la Sentencia de 27 de junio de 2013 del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León que confirmó la ilegalidad de este aparcamiento, en funcionamiento desde el año de 2008.

El Concejal de Movilidad del Ayuntamiento, Manuel Sánchez, volvió a aprobar el mismo proyecto de construcción del aparcamiento redactado en 2005, que ha sido declarado ilegal en tres ocasiones, a pesar de que el parking incumple según el propio Documento Ambiental del proyecto algunas de las exigencias de salubridad contenidas en el Código Técnico de la Edificación.

El proyecto aprobado carece de la preceptiva autorización de la Comisión de Patrimonio Cultural de Valladolid, al encontrarse en el entorno de protección de la Catedral de Valladolid, habiéndose documentado diversos daños en la Colegiata de Santa María la Mayor como consecuencia de las obras de construcción del aparcamiento, sobre los que la citada Comisión no se ha pronunciado.

Los únicos nuevos documentos incorporados a los expedientes han sido el Documento Ambiental señalado y la decisión del Delegado Territorial de la Junta en Valladolid de no someter el proyecto a evaluación de impacto ambiental, ambos anteriores a la sentencia del TSJ, que ordenaba repetir toda la tramitación desde el inicio, en el caso de que se quisiera legalizar el aparcamiento.

Ecologistas en Acción, la Federación de Asociaciones Vecinales e Izquierda Unida consideran la decisión municipal una burla a las sentencias del Juzgado y el TSJ, dado que el Ayuntamiento no ha repetido toda la tramitación, adaptando el aparcamiento a la normativa vigente a día de hoy, que es muy diferente a la que existía en 2005, cuando se redactó el proyecto por cuarta vez aprobado.

Por ello, las organizaciones sociales van a solicitar al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 2 de Valladolid que ordené al Ayuntamiento el estricto cumplimiento de las sentencias, procediendo a la clausura del aparcamiento mientras éste carezca de permisos acordes con las exigencias de salubridad de la edificación vigentes, así como con pronunciamientos actualizados de los responsables medioambientales, de patrimonio y de urbanismo de Ayuntamiento y Junta.

Hay que recordar que las vías de acceso al aparcamiento exceden los límites de ruido establecidos en la normativa, a consecuencia del elevado tráfico que soportan y de las condiciones físicas de un casco histórico como el de Valladolid. El incremento de su tráfico en hasta 3.000 vehículos al día contamina las calles más congestionadas del casco histórico de Valladolid, en el entorno de protección de un Bien de Interés Cultural como el Conjunto Monumental de la Catedral.

Para intentar solventar el callejón sin salida al que el Ayuntamiento ha abocado al aparcamiento de Portugalete, Ecologistas en Acción, la Federación de Vecinos e Izquierda Unida vuelven a emplazar al Alcalde a que modifique la concesión administrativa del aparcamiento, reconvirtiendo las 260 plazas rotatorias en plazas de residentes, lo que además hace innecesario el aparcamiento proyectado en la Plaza de la Antigua, paralizado por orden judicial.




Visitantes conectados: 463