Vertidos crónicos ilegales de aguas residuales a la playa

Ecologistas en Acción denuncia que se están produciendo vertidos de aguas residuales a la playa por el desagüe de la zona del club náutico y por el arroyo del Salto del Grillo. Las aguas vertidas tienen un fuerte olor y un color característico, lo que indica que son aguas residuales.

El arroyo del Salto del Grillo es un cauce natural que debería llevar solo aguas de lluvia. El Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda, en su día, conectó el alcantarillado de la zona del camino de Sevilla y pago de Miradamas al cauce del arroyo en su tramo alto (1), que está a favor de pendiente. Estos vertidos, ya crónicos, contaminan la playa, y al propio arroyo, desde hace más de una década. Un pequeña estación de bombeo solucionaría este vertido ilegal y contaminante. En la zona baja, el arroyo está encauzado y está conectado al alcantarillado. Por tanto, el agua aquí podría ser enviada nuevamente al alcantarillado evitándose el vertido a la playa. De hecho esto es lo que se hace durante los meses de julio y agosto, mientras el resto del año se vierte a la playa.

El desagüe de la zona del club náutico corresponde a uno de los aliviaderos del colector principal, de las aguas residuales, que va por la Avda. de las Piletas. Por este desagüe está completamente prohibido verter aguas residuales, salvo en caso de grandes lluvias (2). Estas aguas deben ir a la depuradora de aguas residuales de la Jara. Dado que no se han producido lluvias intensas en las últimas semanas, los vertidos son ilegales.

Los vertidos, además de ser un fraude a las personas que pagamos el recibo del agua, están dañando nuestro medio ambiente. La playa de Bajo de Guía-Bonanza está contaminada (3). En los últimos días, al menos dos perros podrían haber sufrido envenenamiento después de pasear por la playa.

La multinacional AQUALIA-FCC es la responsable de los vertidos ya que la gestión de todo el ciclo del agua en Sanlúcar de Barrameda está privatizada desde 2011 y Aqualia es su titular. Aproximadamente el 40 % del recibo del agua se debe a diversas cuotas de alcantarillado y depuración. Sin embargo, una parte de ese agua no se conduce a la depuradora y acaba siendo vertida, hecho que reduce los costes para Aqualia y que supone un fraude a los contribuyentes. Y eso sin hablar de la calidad de la depuración.

Ecologistas en Acción exige una solución con carácter de urgencia, por ser focos contaminantes y un delito ecológico continuado. Los únicos responsables por "tolerar" esta lamentable situación, es el Ayuntamiento de Sanlúcar y la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente. La eliminación de estos vertidos, por parte de las instituciones competentes, supondría la recuperación de un tramo de litoral de indudable valor paisajístico y ecológico.

(1) Las obras fueron ordenadas por Antonio Prats (PA) como delegado municipal de urbanismo en la legislatura 1999-2003 periodo en el que cogobernaban PA y PP.

(2) Es una de las condiciones particulares de la autorización de vertido de aguas residuales urbanas concedida por la Consejería de Medio Ambiente al Ayuntamiento de Sanlúcar en marzo de 2010.

(3) Informe de las aguas de baño de la temporada 2013. La playa de Bajo de Guía-Sanlúcar tiene calidad “insuficiente”. Informe de Aguas de baño. Temporada 2013. Segunda quincena de agosto.




Visitantes conectados: 449