Piden a Susana Díaz que bloquee la privatización de la Almoraima

Ecologistas en Acción de Andalucía pide a Susana Díaz que bloquee la privatización de la Almoraima. La Junta tiene competencias para hacerlo.

Ecologistas en Acción se ha dirigido a la Presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, para solicitar que adopte las medidas legales oportunas para bloquear la privatización de la finca la Almoraima que tiene prevista el Gobierno de la España.

Ecologistas en Acción entiende que la Junta de Andalucía tienen competencias legales más que suficientes para impedir el inmenso despropósito que supondría vender la finca de mayor superficie del Parque Natural Los Alcornocales, pues de sus 14.113 hectáreas, 12.760 hectáreas están incluidas en este valioso espacio natural protegido, lo que supone el 7,6% del mismo.

Esta operación supondrá el pase a propiedad privada de una zona de alto valor ecológico, social y económico, lo que equivale a una nueva desamortización de montes públicos de consecuencias irreparables, máxime si se tiene en cuenta que la pretensión de la misma es claramente especulativa. Según han declarado los máximos responsables de Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la gerente de la finca, la venta va dirigida a inversores extranjeros de cara a promover complejos turísticos-urbanísticos de lujo, con hoteles, urbanizaciones, campos de golf, aeródromo privado, instalaciones hípicas,… lo que afectaría a uno de los parques naturales más valiosos a nivel europeo, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO y Zona de Especial Conservación por la Directiva Hábitat de la UE.

Tanto la presidenta de la Junta como la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio se han manifestado en contra de esta privatización, pero los ciudadanos andaluces no entenderían que la oposición a este disparate se quedara en meras declaraciones, y no se utilizaran los instrumentos legales de que dispone la Junta de Andalucía para que esta privatización nunca se lleve a cabo y garantizar el carácter público de esta finca.

Por todo ello, Ecologistas en Acción de Andalucía ha solicitado a la presidenta de la Junta que se adopten las siguientes acciones:

1.- La declaración de la finca La Almoraima como monte de dominio público, según lo previsto en el artículo 21 de la Ley 2/1992 Forestal de Andalucía. Esta declaración conllevaría el carácter inalienable, imprescriptible e inembargable de la totalidad de la finca, y la consideración a efectos urbanísticos como suelo no urbanizable de especial protección. Esta declaración es competencia del Consejo de Gobierno de la Junta, e implicaría por tanto la imposibilidad legal de que el Gobierno proceda a su enajenación.

2.- Un compromiso público de que la Junta no autorizará reclasificaciones urbanísticas de ningún tipo, ni la construcción de complejos turísticos en esta finca.

3.-. Que dicho compromiso se ratifique en el Parlamento, y se complemente con las actuaciones legales y las modificaciones normativas que sean necesarias para impedir que ningún inversor privado pueda promover campos de golf, hoteles, aeródromos ni complejos urbanísticos en los terrenos de la finca La Almoraima.

Ecologistas en Acción espera que la presidenta de la Junta actué de forma diligente en defensa del patrimonio natural público andaluz y adopte las medidas legales que están en su mano para impedir la privatización de este bosque mediterráneo de altísimo valor ecológico.

Sra. Presidenta de la Junta de Andalucía:

Ecologistas en Acción de Andalucía, entidad con domicilio a efectos de notificación en Centro de Ecología Social Germinal, Parque San Jerónimo, Sevilla 41015, andalucia@ecologistasenaccion.org,

EXPONEN:

• Que queremos trasladarle nuestra indignación ante la pretensión del Gobierno de España de proceder a poner a la venta la finca La Almoraima, que es la finca de mayor superficie del Parque Natural Los Alcornocales, pues de sus 14.113 hectáreas, 12.760 hectáreas están incluidas en este valioso espacios natural protegido, lo que supone el 7,6% del mismo.

• Que esta operación supondrá el pase a propiedad privada de una zona de alto valor ecológico, social y económico, lo que equivale a una nueva desamortización de montes públicos de consecuencias irreparables, máxime si se tiene en cuenta que la pretensión de la misma es claramente especulativa. Según han declarado los máximos responsables de Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la gerente de la finca, la venta va dirigida a inversores extranjeros de cara a promover complejos turísticos-urbanísticos de lujo, con hoteles, urbanizaciones, campos de golf, aeródromo privado, instalaciones hípicas,…

• Que nos congratulamos de sus declaraciones y de las de la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en contra de esta privatización, pero entendemos que no deben quedarse en lamentos, y que la Junta de Andalucía debe actuar en base a sus competencias para que esta privatización nunca se lleve a cabo y garantizar el carácter público de esta finca.

Que por todo ello SOLICITAMOS:

1.- La declaración de la finca La Almoraima como monte de dominio público, según lo previsto en el artículo 21 de la Ley 2/1992 Forestal de Andalucía, y su inscripción en el Catálogo de Montes de Andalucía. Esta declaración conllevaría el carácter inalienable, imprescriptible e inembargable de la totalidad de la finca, y la consideración a efectos urbanísticos como suelo no urbanizable de especial protección. Esta declaración es competencia del Consejo de Gobierno que usted preside e implicaría por tanto la imposibilidad legal de que la administración actualmente propietaria de esta finca -o sea, el Gobierno de España- proceda a su enajenación.

2.- Un compromiso público suyo, como máxima representante de que la Junta de Andalucía, de que no se autorizarán reclasificaciones urbanísticas de ningún tipo, ni la construcción de complejos de golf, urbanizaciones, hoteles, complejos hípicos ni aeródromos en los terrenos de la actual finca la Almoraima, que están declarados en su totalidad suelos no urbanizables.

3.-. Que dicho compromiso se ratifique en el Parlamento, y se complemente con las actuaciones legales y las modificaciones normativas que sean necesarias para impedir que ningún inversor privado pueda promover campos de golf, hoteles, aeródromos ni complejos urbanísticos en los terrenos de la finca La Almoraima.

4.- Debido a la gravedad de estos hechos y la urgencia de actuación, le solicitamos una reunión para abordar estas propuestas.

Esperando su pronta contestación:

Sevilla a, 13 de enero de 2014




Visitantes conectados: 397