Agradecen que la acampada de Pingüinos salga del Pinar de Antequera

Ante el anuncio realizado por el Ayuntamiento de Valladolid de que baraja un nuevo emplazamiento para la concentración motorista Pingüinos 2015, en el exterior del espacio natural protegido del Pinar de Antequera, en respuesta a la decisión de la Junta de Castilla y León de que la edición de la acampada que acaba de terminar es la última que se celebra en el entorno de la playa de Puente Duero, Ecologistas en Acción muestra su satisfacción y anima a las autoridades y al Club Turismoto a que busquen un emplazamiento con menor valor ecológico y protección legal.

Los ecologistas recuerdan que, a falta de las actas de recepción del monte en los años 2011 y 2014, los daños de la concentración certificados por la Junta de Castilla y León desde 2009 ascienden a 216 árboles cortados, 78 árboles dañados y 553 hogueras en zonas no autorizadas. Si a estos daños añadimos las roderas y huellas de maquinaria pesada, la compactación generalizada del suelo, la desaparición de muchos arbustos que se han cortado para quemar o simplemente se han aplastado, o el secado de árboles a causa de los grandes contrastes de temperatura que han sufrido por las hogueras realizadas junto a ellos, parece difícil concluir que el monte “ha quedado mejor que antes”.

El resultado final de los 6 años de “Pingüinos” en el pinar de Antequera es el que preveían los técnicos forestales de la Junta de Castilla y León en su informe inicial de diciembre de 2008: la pérdida de la regeneración conseguida en 13 hectáreas y un retraso en toda la zona afectada, de 31 hectáreas de superficie. Por ello, señalaban que “la continuidad en futuras ediciones no debe sobrepasar los cuatro años solicitados, dado que los efectos perjudiciales que se van a producir en el medio natural son acumulativos, no estando asegurada la compatibilidad con la persistencia del monte en caso de perpetuarse la concentración motorista en el tiempo”.

Esta conclusión se ha venido confirmando año a año en los informes de la Junta de Castilla y León (que alargó el plazo máximo a seis ediciones en lugar de las cuatro contempladas inicialmente), por lo que en opinión de los ecologistas ya no cabe ninguna excusa para continuar agrandando los daños ocasionados a un espacio natural protegido que pertenece a todos los vallisoletanos, por más que el Ayuntamiento de Valladolid haya accedido a entregarlo a una entidad privada, asumiendo todos los gastos de infraestructuras, vigilancia y limpieza ocasionados, al margen de los daños ecológicos.

Por todo ello, Ecologistas en Acción confía en que 2014 sea el último año en que se ha realizado “Pingüinos” en el Pinar de Antequera.




Visitantes conectados: 342