Denuncian la tala del pinar situado en la subida de Parquesol

Ecologistas en Acción recibió llamadas de particulares entre los días 21 y 28 de enero, alertando del comienzo de la tala del pinar situado en la subida de Parquesol, en la Calle Dr. Villacián, que comprende una parcela de cerca de 43.000 m2 de los cuales 5.000 m2 pertenecen a un terreno de pinar. A causa de la caída de un pino hacia la carretera en el día 20 de enero, la tala se ha venido realizando desde el día siguiente al incidente y sigue realizándose en la actualidad.

Desde Ecologistas en Acción nos gustaría incidir en que la seguridad de los ciudadanos es algo necesario, pero muchas veces se pone como pretexto para justificar este tipo de talas masivas, cuyas medidas en numerosas ocasiones, no se corresponden con la realidad, nadie quiere un árbol inseguro, pero esta destrucción es innecesaria.

La tala masiva de las zonas arboladas incide de manera muy negativa en el sistema verde de la ciudad, ya que cumplen, en primer lugar, un función paisajística, un buen arbolado ayuda al ciudadano a sentirse mejor y a encontrar espacios verdes en los que emplear su tiempo de ocio.

En segundo lugar la presencia de estas masas de arboles ejerce varias funciones esenciales desde el punto de vista ambiental, por un lado regula la radiación ultravioleta que llega del sol, tan importante para evitar casos de cáncer de piel, por otro lado retiene la humedad y sirve también para regular la temperatura, llegando a existir una diferencia de hasta 10 grados con respecto de las zonas asfaltadas, que en el clima extremo de Valladolid supone un alivio en los meses de verano.

En tercer lugar ejercen una importante labor para mantener la biodiversidad como asentamiento de aves y contribuyen en el control de la contaminación atmosférica, algo no menos importante es que los arboles absorben parte del CO2 que se desprende a la atmósfera, si destrozamos la biomasa aérea también destrozamos esta función.

Por ultimo es importante señalar su importancia en el balance hídrico de la calle, la presencia de los árboles evita la escorrentía, impidiendo la caída de tierra a la carretera y todos los peligros asociados.

Como medida alternativa a la destrucción de las zonas arboladas, importantes en muchos aspectos para la ciudad, es importante mantener en buenas condiciones el conjunto, por que así se logra reducir peligros de caída de arboles viejos, clareando la zona y desbrozando vegetación que puede suponer un peligro de incendio. La tala indiscriminada debería ser la ultima medida para este problema de la caída de arboles, ya que supone la generación de nuevos riesgos y la perdida de los efectos beneficiosos de la masa vegetal.

Dado que la tala del pinar de esta zona ya ha comenzado nos gustaría que se tuvieran en cuenta estas medidas para futuras actuaciones.




Visitantes conectados: 469