Sanción a Apemsa por el mal funcionamiento de la EDAR

Los responsables de APEMSA ocultaron la sanción de la Junta de Andalucía e intentaron engañar al Consejo de Administración.

El lunes, 24 de febrero, se reunió el Conejo de Administración de Apemsa, y en el orden del día se incluyó la propuesta de eliminar la información a los ciudadanos sobre el funcionamiento de la EDAR Las Galeras. Ecologistas en Acción denunció este intento de ocultar una información a la que tienen derecho todos los usuarios del servicio municipal de aguas, advirtiendo que el expuesto remitido a los consejeros para justificar esta medida estaban plagada de falsedades. Así mismo desvelamos que la Junta había resuelto el expediente sancionador incoado a Apemsa a raíz de una denuncia presentada por Ecologistas en Acción por vertidos de la EDAR que superaban con creces los límites máximos permitidos, con una sanción de 3.000 € a Apemsa. Este expediente y esta sanción ha sido ocultada a los ciudadanos y a los miembros del Consejo de Administración de esta empresa todavía pública.

En la reunión del Consejo tanto el consejero-delegado, Daniel Pérez Lorenzo, como el director-gerente, Juan Campos-Guereta, intentaron justificar lo injustificable, aduciendo que el expuesto –que reconoció Juan Campos ser el autor- no estaba bien redactado y que el expediente había sido fruto de un error que estaba aclarado, que la sanción había sido rebajada a 1.000 € y que aún así la habían recurrido. Todo falso.

La resolución del expediente deja claro que se ha demostrado que la EDAR supera los límites máximos permitidos de forma generalizada, que Apemsa no aporta las analíticas realizadas en laboratorio homologado, no disponer de sistema de tomas de demuestras automáticos… O sea, nos dan una vez más la razón a los ecologistas que venimos denunciando que esta depuradora no funciona correctamente y que de forma generalizada vierte aguas residuales a la Bahía de Cádiz superando todos los parámetros legalmente establecidos.

Pero lo más sorprendente es que en el recurso presentado por Juan Campos, se argumenta que la responsabilidad de estas deficiencias –que él siempre ha negado- corresponde a la Junta de Andalucía, por haber diseñado y construido esta depuradora; textualmente el Sr. Campos asegura que “la Junta de Andalucía ha sido la creadora del problema de La EDAR Las Galeras”. La Delegación de Medio Ambiente de Cádiz ha rechazado ya el recurso –pendiente de la resolución definitiva de la Dirección General de la CMA- en base a los siguientes argumentos:

· El recurrente, Juan Campos, no acredita representar a Apemsa.

· Los hechos están suficientemente demostrados, al haberse superado en 27 de las 36 analíticas realizadas por la Junta de Andalucía los límites máximos permitidos.

· Escasa fiabilidad de los datos aportados por Apemsa al haberse realizado los análisis en un laboratorio no homologado (el de Aqualia de Las Galeras).

· Rechazar que la autoría de la infracción corresponde a la Junta de Andalucía por haber diseñado y construido la EDAR, cuando la sanción es a la gestión diaria, de la que única y exclusivamente debe responder Apemsa.

Este expediente, junto al contenido de la Auditoría del Tribunal de Cuentas y a la Sentencia del Juzgado nº Uno de Cádiz, viene a corroborar nuestras reiteradas denuncias a las que siempre hemos aportado analíticas que corroboraban el mal funcionamiento de la EDAR, y a las que siempre hemos tenido como contestación descalificaciones, amenazas y querellas por parte de los responsables de Apemsa.

Ecologistas en Acción considera extremadamente graves estos hechos, que demuestran la nefasta gestión de la empresa concesionaria Aqualia, la incompetencia de unos directivos que cobran sueldo millonarios y han engañado reiteradamente a los ciudadanos y a los miembros del Consejo de Administración ocultando información o suministrando información falsa sobre el funcionamiento y rendimientos de un equipamiento público que pagamos entre todos.

Ecologistas en Acción va a solicitar una reunión al alcalde para demandarle que se adopten medidas drásticas que garanticen el correcto funcionamiento de la EDAR Las Galeras y se aporte a los ciudadanos una información fidedigna. Entendemos que este cambio pasa necesariamente por la destitución del consejero-delegado y del director–gerente de APEMSA, y por la rescisión de la concesión a Aqualia.




Visitantes conectados: 191