Nueva protesta contra los vallados cinegéticos

El pasado año vecinos de Mira y Garaballa (Cuenca) y Ecologistas en Acción mostraban su oposición a la proliferación de vallados cinegéticos en la comarca de la Serranía Baja, denunciando las ilegalidades detectadas en los mismos. El pasado sábado día 20 de agosto de 2005 se celebraba una nueva manifestación a la que este año se han sumado también los alcaldes de los municipios de: Henarejos, Aliaguilla, Campillos-Paravientos, Talayuelas y San Martín de Boniches.

La manifestación partió desde la plaza de la Constitución de Mira hasta la finca “La Resinera”, en el punto donde se ha cortado el camino vecinal entre Mira y Garaballa. allí se concentraron 500 personas para transmitir a la administración de Castilla-La Mancha que, a pesar de las numerosas reuniones mantenidas con los afectados, durante todo un año los principales problemas ambientales y sociales detectados continúan sin solucionarse, con el agravante de que varios nuevos vallados se han instalado (cortando caminos y cauces públicos) y otros se encuentran en tramitación.

Además, algunos alcaldes de la zona y varios miembros de la Junta Directiva de Ecologistas en Acción han sido denunciados por injurias y calumnias, sin base alguna, por uno de los propietarios.

A lo largo del año, los Ayuntamientos convocantes de la manifestación han aprobado mociones en las que solicitan a Castilla-La Mancha una moratoria urgente en la instalación de nuevos vallados, en tanto se produzca una modificación normativa que evite o minimice los impactos y conflictos descritos.

Los vallados cinegéticos constituyen barreras infranqueables para la fauna silvestre y para las personas, en una naturaleza cada vez más parcelada, contribuyendo decisivamente a la fragmentación de los habitats, una de las principales causas de desaparición de especies. Para agravar más la situación casi todos los vallados que nos encontramos en la provincia de Cuenca están en situación de ilegalidad: están grapados o fijados al suelo y sus mallas son de cuadrículas inferiores a lo que marca la ley, para asegurar la permeabilidad de la fauna no cinegética.




Visitantes conectados: 333