Denuncia de los impactos ambientales del campo de golf Vistahermosa 2

Se presenta denuncia contra el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María (Cádiz) y contra la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía (España), por incumplimiento de la Directivas 92/43/CEE, relativa a la Conservación de los Hábitats Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres, y 90/313/CEE, que regula el derecho de acceso a la información medioambiental, así como de la normativa de Evaluación de Impacto Ambiental.

Los hechos denunciados son los siguientes:

1.- El Plan General de Ordenación Urbana de El Puerto de Santa María, aprobado en 1992, clasificó como Suelo Urbanizable No Programado una amplia zona de retamar (Retama monosperma), con bosquetes de pinos piñoneros (Pinus pinea) situada junto a la carretera de Puerto Sherry. Esta figura legal necesita de la aprobación de un Plan de Actuación Urbanística (PAU) para consolidarse como suelo urbanizable, caso de no aprobarse este PAU, revertiría a suelo no urbanizable sin ningún tipo de derechos indemnizatorios; de hecho, en la otra zona clasificada como Suelo Urbanizable No Programado en este municipio, denominada Las Beatillas, la Consejería de Medio Ambiente aprobó una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) Desfavorable, por lo que no se ha podido desarrollar.

2.- Este bosque de retamas, que tiene una superficie de unos 200.000 m2, es uno de los mejor conservado del litoral gaditano. Estos arenales costeros constituyen hábitat de especies de la flora y fauna amenazada, siendo de interés comunitario según la Directiva 92/43 relativa a la Conservación de los Hábitats Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres, incluso prioritario como en el caso de las dunas litorales con cubierta de pino piñonero, o de sabinas y enebros (Juniperus sp.). Estos hábitats tienen asignado los códigos 2270 y 2250 respectivamente. Además, esta es una zona potencial del enebro costero (Juniperus oxicedrus ssp. macrocarpa), subespecie catalogada "en peligro de extinción" por el Decreto 104/94, que establece el Catálogo Andaluz de Especies de la Flora Silvestre Amenazada. La Directiva 92/43 incluye a los bosques mediterráneos endémicos de Juniperus ssp, como hábitats de interés comunitario, clasificándolos, además, como Hábitat Prioritario. Esta misma consideración se incluye en la transposición de esta normativa comunitaria a España por el R.D. 1997/95. Esta zona es también de una extraordinaria importancia para las menguadas poblaciones de camaleones (Chamaeleo chamaeleon L.), especie catalogado como especie de "interés especial" por el Decreto 439/1990, y "en peligro de extinción" según el Libro Rojo de los Vertebrados de España (ICONA, 1992). El Borrador del Catálogo de la Fauna Amenazada de la Comunidad Autónoma Andaluza la considera "vulnerable". En el informe elaborado por expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas al Ayuntamiento, se clasifica esta zona como de nivel de importancia “muy alta” para la supervivencia de los camaleones. Según el Informe Ambiental que se adjuntó al PAU, la mayor parte de la parcela está cubierta por retamares autóctonos, que son formaciones de gran interés botánico y ecológico. También subsiste un mosaico agrícola con olivos, cultivos herbáceos, huertas y pequeños jardines. Además, existe una pequeña pinaleta de pino piñonero. El informe evalúa el tamaño de la población mediante la realización de censos, estimando para la zona una abundancia media en torno a 14 camaleones/Ha. O sea, que esta zona alberga (albergaba) una población de unos 300 camaleones.

3.- El actual PGOU preveía destinar estos terrenos a “uso dominante deportivo privado, ampliación del campo de golf de Vistahermosa”, pero ya incluía un hotel de 250 habitaciones y 230 viviendas unifamiliares, lo que demuestra que el campo de golf es sólo una excusa para urbanizar esta zona. Pero no contentos con urbanizar una zona de alto valor ecológico el Pleno del Ayuntamiento aprobó en el 7 de noviembre de 1997 una modificación del PGMO para permitir un cambio de calificación de los suelos terciarios dedicados a uso hotelero, a residenciales, para construir más viviendas, con una equivalencia de una vivienda por cada tres habitaciones, lo que convierte un hotel de 250 habitaciones en 83 viviendas unifamiliares. Esta modificación permitió que en el PAU se modificaran las prescripciones del PGMO para incluir en esta zona “deportiva” 313 chalets. Los 279.168 m2 que abarca el PAU se distribuyen del siguiente modo: residencial 112.913 m2, campo de golf 83.082 m2, y equipamientos (depuradora) 46.000 m2. Este PAU se aprobó provisionalmente por el Pleno del Ayuntamiento el 19 de marzo de 2002, y definitivamente por la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo el 29 de mayo de 2002.

4.- Estas modificaciones de las previsiones del PGMO se han aprobado de forma ilegal, pues carece de la preceptiva Evaluación de Impacto Ambiental, según prescribe la Ley 7/1994 de Protección Ambiental de Andalucía, que en su anexo I obliga a realizar el Estudio de Impacto Ambiental, y su posterior proceso de evaluación, a “Los Planes Generales de Ordenación Urbana, Normas Complementarias y Subsidiarias de Planeamiento, así como sus revisiones y modificaciones”.

5.- Ecologistas en Acción ha presentado Alegaciones a este proyecto, sin que se hayan admitido las mismas sin la más mínima justificación. Así mismo nos hemos dirigido reiteradamente a los responsables de la Consejería de Medio Ambiente, advirtiéndoles de la ilegalidad del proceso de aprobación de este proyecto urbanístico, y solicitando la paralización del mismo por afectar a hábitat y especies protegidas a nivel autonómico, estatal y de la UE. Por toda respuesta la Consejería de Medio Ambiente se limitó a “solicitar” al Ayuntamiento la protección de esta zona.

6.- Las obras comenzaron en junio de 2004, y nadie controla el cumplimiento de las medidas correctoras que se impusieron, pues el Ayuntamiento aduce que es competencia de la Consejería de Medio Ambiente y esta Consejería asegura que es competencia del Ayuntamiento. De hecho, la traslocación de los camaleones prevista -actuación que por otra parte no asegura la conservación de las poblaciones de camaleones- no se ha realizado, pues las obras han seguido ininterrumpidamente desde hace más de un año, y si se tiene en cuenta que las hembras realizan la puesta desde mediados de septiembre a finales de octubre, mientras que las crías eclosionan en el mes de agosto del año siguiente, las traslocaciones tiene que realizarse a comienzos de septiembre, pues las que se lleve a cabo fuera de ese periodo tan sólo traslada adultos que ya han realizado la puesta, siendo destruidas las puestas, que son la futura generación, por las máquinas.

7.- Ecologistas en Acción se dirigió el los meses de junio y octubre de 2004 a la Consejera de Medio Ambiente para solicitar información y documentación de las actuaciones que ha emprendido esa Consejería para impedir la destrucción del hábitat de una especie protegida, y las razones que le ha llevado a no exigir la tramitación del preceptivo Estudio de Impacto Ambiental, peticiones que no han sido atendidas, incumpliendo la Directiva 90/313/CEE que regula el derecho de acceso a la información medioambiental, Directiva incorporada al derecho español por medio de la Ley 38/1995, modificada por la Ley 55/99.




Visitantes conectados: 350