Denuncian la connivencia del ayuntamiento con los intereses de los fabricantes de envases

Ecologistas en Acción participó ayer en la "Ecotertulia" que organizó el Ayuntamiento de Salamanca junto con Ecoembes y la Universidad de Salamanca sobre reciclaje. En la misma, el periodista especialista en temas ambientales, José Luis Gallego, explicó a las y los asistentes cómo deben separar los residuos en los envases de colores (sistema SIG, dirigido por Ecoembes, organización constituida por las empresas fabricantes de envases); sin embargo, el Ayuntamiento no desveló qué parte de los presupuestos públicos ha destinado a elaborar, junto con Ecoembes, unos materiales dirigidos a centros escolares, que publicitan las virtudes del reciclaje a través del SIG [1].

El periodista ambiental y el Concejal de Medio Ambiente tampoco respondieron a una pregunta del público destinada a saber porqué en esta campaña no se apoya el sistema de retorno, que cumple con el segundo objetivo en prioridad, que es la reutilización de envases. El sistema de retorno, o SDDR, tiene una tasa de recuperación de envases ligeros del 98,5% [2]; además, reintegra el precio del envase a cada consumidor/a que lo devuelve a la tienda, repercutiendo finalmente los costes de la generación de residuos de envases en los fabricantes de los mismos, haciendo cumplir de esta forma con el principio "Quien contamina paga".

Por su parte, el sistema SIG, o del punto verde (el emblema que lo identifica), es el medio por el que los fabricantes de envases repercuten los costes del sistema en los consumidores, eludiendo el principio legal "Quien contamina paga", por doble vía: con el precio que pagamos con cada envase (ya que el SIG no devuelve al consumidor/a el coste del mismo), y con la tasa de recogida de basuras municipal. Además, con este sistema sólo se recupera el 25% [3] de los envases ligeros (contenedor amarillo).

Ante todo ello, Ecologistas en Acción quiere llamar la atención sobre la connivencia del Ayuntamiento con estos intereses de la industria del reciclaje, y que, además, desvíe la responsabilidad del incumplimiento de los objetivos de la Ley de Residuos en que la ciudadanía no sabe reciclar, colaborando en campañas de este tipo. Denunciamos que el Ayuntamiento no invierta el dinero público en sensibilizar sobre los objetivos legales prioritarios (reducción y reutilización de envases), pero sí priorice un sistema como el SIG (que repercute el coste del sistema sobre la ciudadanía) con estrategias como la elaboración de estos materiales "educativos".

Por otra parte, Ecologistas en Acción denuncia que el Ayuntamiento siga invirtiendo millones de euros en la planta de Gomecello, donde la materia orgánica va a vertedero, en lugar de invertir en contenedores que permitan su recogida selectiva para obtener un compost de calidad que pueda ser reutilizado posteriormente en el campo.




Visitantes conectados: 477