Día de la Lucha Campesina y por la Soberanía Alimentaria

Un año más Ecologistas en Acción y cientos de colectivos en el estado Español están siguiendo el llamamiento de la Vía Campesina y Plataforma Rural con la celebración de acciones reivindicativas en sus territorios entorno al 17 de abril. La Ley de Sostenibilidad y Racionalización de la Administración Local (Ley Montoro), el tratado de libre comercio que negocian actualmente Estados Unidos y la Unión Europea y la posible autorización de nuevos cultivos transgénicos se visualizan como las principales amenazas para la Soberanía Alimentaria.

El sistema agroindustrial, orientado al negocio de las grandes empresas, no está cumpliendo con las necesidades acuciantes de proporcionar alimentos sanos a toda la población, preservar los recursos naturales y mantener un medio rural vivo. Al contrario, la brecha alimentaria sigue creciendo, en el Estado español más de un millón de personas pasan hambre y uno de cada cuatro niños sufren subnutrición. Las soluciones asistencialistas promovidas por el Gobierno no pueden lidiar con este gravísimo problema; son necesarios cambios estructurales en la manera de producir y distribuir los alimentos.

Las amenazas que se presentan solo ahondarían en los problemas actuales del medio rural como la continua despoblación, la falta de jóvenes en la actividad agraria y la pérdida de biodiversidad y otros recursos naturales escasos. La denominada Ley Montoro, puede llegar a afectar a 3.700 entidades locales menores (pedanías, juntas vecinales, etc.) y 3 millones y medio de hectáreas de tierras comunales.

Por su parte el tratado de libre comercio que negocian Estados Unidos y Europa pretende terminar con muchas de las normas vigentes en la UE en cuanto a seguridad alimentaria y se teme que sea la puerta de entrada de más cultivos y alimentos transgénicos. Por todo ello una año más en el estado español sobran los motivos para que todas las personas y organizaciones preocupadas por el futuro de la agricultura y la alimentación se movilicen para reclamar Soberanía Alimentaria ya.

Comunicado

¡Ante el día internacional de la lucha campesina, afianzando la propuesta campesina!

Nosotras, las organizaciones y colectivos articulados en Plataforma Rural, nos movilizamos un año más para celebrar el día internacional de la lucha campesina, sumándonos al llamamiento de la Vía Campesina, como muestra de solidaridad con todos los pueblos campesinos del mundo que luchan por su permanencia en aldeas y pueblos para llevar a cabo con orgullo la responsabilidad de alimentar al mundo.

Nosotras y nosotros, ciudadanas y ciudadanos que desde hace décadas hemos hecho una apuesta decidida por apoyar un Mundo Rural Vivo, con campesinos y campesina asentados en la diversidad de territorios agrícolas, muestra de multitud de culturas que permiten seguir siendo un referente de lo que debe de ser un desarrollo sustentable y con rostro humano.

Nosotras y nosotros, hacemos un llamamiento para que el 17 de abril, Día Internacional de las Luchas Campesinas, quede constancia pública ante la sociedad las amenazas en las que en estos momentos está sometido el medio rural del Estado Español, como resultado de las políticas neoliberales, entre las que queremos destacar:

- El imparable acoso a la población activa agrícola, como fruto de la imposición de un modelo agroindustrial que expulsa a las agricultoras y agricultores de nuestras tierras.

- El abandono del medio rural tras un sistemático desmantelamiento de los servicios públicos y universales.

- La apropiación y privatización del espacio rural para satisfacer la demanda de usos insostenibles, de gran impacto ambiental, impopulares e ilegítimos, como la interrupción o desvío de caminos públicos, la gestión cinegética intensiva, la fracturación hidráulica, la construcción de grandes infraestructuras de comunicación (AVE sobre todo) o los proyectos turísticas de alto standing.

- El empobrecimiento vertiginoso de la biodiversidad de los ecosistemas agrarios propiciada por la intensificación de la producción agraria, la contaminación debida al uso indiscriminado de biocidas y la generalización de prácticas agrarias agresivas.

- La pretensión del Gobierno de cerrar los pequeños Ayuntamientos y las Juntas Vecinales tras la inminente aplicación de la nueva ley de Racionalización de la Administración Local.

- Las nulas políticas de apoyo institucional a una población emergente que desea volver al campo.

- La imposición de diversos paquetes legislativos que impiden el desarrollo de una agricultura local y una industria agroalimentaria a pequeña escala.

- La brecha alimentaria producida por las actuales políticas neoliberales, que en nuestro país se expresa en más de un millón de personas que pasan hambre y que uno de cada cuatro niños sufran subnutrición, obviando por parte de nuestros Gobiernos su gravedad y responsabilidad, arbitrando tan sólo débiles medidas asistenciales.

Amenazas todas ellas favorecidas por:

- La PAC, con todas sus reformas añadidas, que sólo obedece a los intereses de los grandes propietarios agrícolas y a los conglomerados agroalimentarios y financieros.

- Los acuerdos de libre comercio auspiciados por la OMC, dejando el mercado al libre albedrío para un exclusivo control de los poderes económicos multinacionales que creen que el mundo sólo les pertenece a ellos.

- Los tratados comerciales, como el que se amañan en estos momentos entre la UE y EEUU de espaldas a los pueblos, y con efectos muy negativos para la sociedad, lo que se traducirá en nuevos ajustes estructurales que arrastrarán a millones de personas a la pobreza y la exclusión.

- Las políticas auspiciadas por instituciones cada vez más alejadas de las ciudadanas y ciudadanos y al servicio del agro negocio, el poder financiero y el capital especulativo.

Ante tanta injusticia y atropello de los derechos ciudadanos y muy especialmente de los derechos de los pueblos campesinos, ante tanta indignación no podemos quedarnos cruzados de brazos, hemos de tomar posturas claras y contundentes, orientadas a rescatar nuestra dignidad como pueblos y personas.

El 17 de abril millones de campesinas y campesinos de todo el mundo, millones de personas con conciencia y alma campesina nos volveremos a movilizar para reivindicar la necesidad un Mundo Rural Vivo, con rostro campesino. El 17 de abril recordaremos y exigiremos a nuestras Instituciones públicas, a pesar de su alto grado de ilegitimidad, cuáles son nuestros derechos ciudadanos, nuestras propuestas, nuestras luchas y nuestras esperanzas.

Como Ecologistas en Acción / Plataforma Rural / Alianzas por un Mundo Rural Vivo invitamos a todas las ciudadanas y ciudadanos que creen en La Vía Campesina a movilizarse contra el neoliberalismo, contra la globalización económica, contra el modelo capitalista que ha convertido el mundo en una mercancía, y a sumarse durante el presente año a:

- Seguir defendiendo la autonomía de nuestros pueblos, y de modo especial la soberanía alimentaria de los mismos.

- Defender los bienes comunes (nuestras tierras, nuestros montes, nuestro agua, nuestras semillas,..) y frenar tanto proyecto acaparador y privatizador.

- Ejercer nuestro derecho a la desobediencia y luchar contra la aplicación de la nueva ley de racionalización de la administración local, Ley Montoro, al querer vaciar de contenidos nuestras formas de administración local, muchas de ellas auténticos referentes (concejos abiertos) de una democracia directa y real.

- Oponernos con rotundidad a los cultivos transgénicos, a los agro combustibles, que restan millones de hectáreas de tierras cultivables para producir alimentos, y a todos los proyectos de las multinacionales orientados a patentar la vida. [1]

- Movilizarnos contra la fracturación hidráúlica, hoy por hoy una de las mayores amenazas para el territorio, la sociedad campesina y la vida.

- Ayudar a nuestras compañeras y compañeros agricultores, víctimas de la revolución verde, a iniciar procesos de desintensificación para que puedan abandonar la agricultura industrial, modelo que sólo beneficia a la banca y a la agroindustria, con grandes impactos medioambientales.

- Exigir al Estado la responsabilidad de garantizar el derecho humano a la alimentación, al agua y a los sistemas de saneamiento y al cumplimiento del pacto internacional para los Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las NNUU del que es signatario.

- Tender puentes entre el mundo rural y el urbano, las personas que vivimos en los pueblos y la gente que desea volver a la tierra, facilitando con ello nuevos procesos de recampesinización.

- Rescatar y potenciar los mercados locales, afianzar las alianzas entre productoras y productores y colectivos que defienden el derecho ciudadano a una alimentación sana.

Y por último, como Plataforma Rural, no queremos que transcurra éste importante día sin dejar de invitar a todos los que se sumen a la causa de los pueblos campesinos a encontrarnos durante los días 24, 25 y 26 de octubre de 2014 en Mondoñedo (Lugo) para celebrar el IX Foro por un Mundo Rural Vivo, convocatoria que cada dos años permite la movilización y el encuentro de colectivos y personas de todo el Estado Español para seguir fortaleciendo el movimiento por la Soberanía Alimentaria y la agricultura campesina.




Visitantes conectados: 195