Vertido continuado de lodos de depuradoras en Carmona

La empresa Arcos Ambiental SLU (propiedad de José Arcos Padilla) lleva casi un año acumulando residuos líquidos y pastosos, posiblemente peligrosos, en una parcela agrícola en la carretera de Carmona a Guadajoz, sin contar con autorización de ningún tipo y sin que el terreno cumpla las condiciones del Real Decreto de utilización de lodos de depuración en el sector agrario ni del Reglamento de Residuos de Andalucía.

Estos vertidos empezaron el año pasado y fueron repetidamente denunciados por los propietarios colindantes, por el Club de Cazadores y por Ecologistas en Acción, por lo que en febrero de 2014 el Ayuntamiento de Carmona decretó la paralización de la actividad y abrió expediente a Arcos Ambiental. Aún así continuó el trasiego de camiones “esparcidores”. En abril de 2014, el mismo Ayuntamiento ordenó el cese inmediato de los usos ilegales y no legalizables, la demolición de las edificaciones y la devolución de los terrenos a su estado anterior.

Actualmente se ha acumulado una altura de unos 4 metros de fangos negros mezclados con plásticos, no hay ningún sistema de recogida y almacenamiento de lixiviados y la balsa impermeabilizada, construida sin licencia, se encuentra en la cota más alta del terreno.

Es muy posible que ya esté contaminada el agua de un pozo de realengo que se encuentra en la linde Norte de la parcela y por la cuneta de la carretera de Guadajoz corren apestosas aguas negras, pasan al otro lado y alcanzan el arroyo de Las Adelfas, a menos de 100 metros. Por si esto fuera poco, Arcos Ambiental tiene sus oficinas, construidas sin licencia, y un gran aparcamiento de camiones ocupando ilegalmente la vereda de Guadajoz.

Parece ser que parte de los lodos proceden de las depuradoras de Aljarafesa en Palomares, Aznalcázar y Villamanrique y que también vienen de Aqualia (Huelva). Como la gestión correcta de los lodos es cara, estas depuradoras estarían ahorrándose mucho dinero con este fraude. Además, algunos camioneros que han trabajado para Arcos Ambiental aseguran que la empresa les obligaba a vaciar las cisternas directamente a la red de alcantarillado de cualquier polígono industrial.

Es importante destacar que los lodos de depuración, dependiendo de su procedencia, pueden ser peligrosos y contener bacterias y virus, metales pesados, detergentes, pesticidas, compuestos orgánicos sintéticos, drogas y medicamentos, hidrocarburos aromáticos policíclicos, productos agroquímicos y fitosanitarios, ftalatos y otros disruptores hormonales.

Ecologistas en Acción exige que Arcos Ambiental retire toda la basura acumulada y devuelva el terreno a su estado original, que se analice el agua del pozo de realengo y la del arroyo de Las Adelfas y que se investigue la procedencia de los lodos. También ha hecho alegaciones para que la Junta de Andalucía no otorgue la autorización solicitada por la empresa para legalizar su situación.




Visitantes conectados: 344