Productos químicos: el Ministerio de Sanidad rebaja los controles

El Ministerio de Sanidad pretende rebajar el control de los productos químicos que se comercializan a nivel estatal, eliminando la principal herramienta para conocer los riesgos y precauciones en caso de manipulación y vertidos. Ecologistas en Acción expresa su preocupación ante la dejación de responsabilidades y subraya que el control de estos productos debería reforzarse, en vez de abandonarse.

En una propuesta de modificación del RD 1802/2008 remitida por el Ministerio al Consejo Asesor de Medio Ambiente se pretende eliminar la obligación de que las empresas que comercializan productos químicos envíen copia de las Fichas de Datos de Seguridad (FDS) a este Ministerio.

Ecologistas en Acción es contraria a la eliminación de esta obligación ya que con ello, el Ministerio de Sanidad hace dejación de su responsabilidad de control de los productos químicos que se comercializan en España. Además dificulta que el resto de administraciones, empresas usuarias, trabajadores y consumidores accedan a las FDS.

Las FDS son la principal herramienta disponible para conocer los riesgos sobre la salud y el medio ambiente que pueden ocasionar los productos químicos y las medidas preventivas que se deben adoptar para manipularlos, en caso de vertido accidental.

Diversos estudios realizados han mostrado las graves deficiencias de las FDS y la necesidad de mejorar el control sobre estas para mejorar su calidad. Así, el segundo proyecto REACH enforce [1] encontró que el 52% de las FDS inspeccionadas en la UE (incluidas las inspeccionadas en España) presentaban deficiencias.

Es responsabilidad de las autoridades sanitarias controlar que las sustancias y mezclas que se comercializan en el Estado están adecuadamente clasificados y etiquetados y que es correcta la información que las empresas comercializadoras transmiten a las empresas usuarias a través de la FDS.

Ecologistas en Acción considera que el Ministerio de Sanidad, en lugar de abandonar el control sobre las FDS, debería reforzarlo. Por ejemplo podría automatizar la entrega electrónica de forma que se fuese generando una base de datos de FDS, accesible a cualquier administración, empresa usuaria del producto en cuestión, trabajadores y ciudadanos (Austria y los países nórdicos disponen de bases de datos de este tipo). El sistema electrónico y automatizado permitiría a las empresas comercializadoras clasificar adecuadamente sus sustancias y mezclas con lo que mejoraría la calidad de las FDS.

Este tipo de base de datos sería muy útil además para que las autoridades sanitarias y medioambientales conozcan qué empresas comercializan qué sustancias y permitir así controles por sectores, sustancias, usos de los productos, etc. También facilitaría el control sobre las sustancias cuyos usos se van prohibiendo o restringiendo.




Visitantes conectados: 302