Masacre de la nidada de Aguiluchos cenizos en Andalucía

Un año más, Ecologistas en Acción vuelve a denunciar la masacre de las colonias de Aguilucho cenizo (Circus pygargus) ante la pasividad de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para esta rapaz protegida en la Comunidad Autónoma.

Dicha rapaz se encuentra catalogada como Vulnerable en el Catálogo Andaluz de especies amenazadas, y a nivel nacional por la Ley 42/2007 de 13 de Diciembre del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y en el Anexo I de la Directiva 2009/147/CE de 30 de noviembre de 2009 relativa a la conservación de las aves silvestres que complementa a la Directiva Hábitat para la Red Natura 2000.

Esta catalogación implica la ejecución obligatoria de un Proyecto de Conservación que este año se encuentra paralizado por los recortes presupuestarios andaluces. En años anteriores, los medios dedicados a personal ya eran insuficientes para cubrir grandes áreas de cultivo, con un técnico de campo que se encargaba de localizar y señalar las puestas en cada provincia. En el presente ejercicio, ni siquiera esos medios estarán disponibles para salvaguardar parcialmente pollos y huevos de las máquinas cosechadoras. La legislación ambiental estatal y andaluza queda así vulnerada nuevamente por una administración que año tras año se muestra indolente hacia la problemática mortandad de esta especie.

La población andaluza del Aguilucho cenizo se estima tan sólo en unas 600 – 800 parejas, que de nuevo y si no se actúa con celeridad, verán mermadas sus efectivos al estimarse anualmente en casi un 90 % la destrucción de sus nidos. Esta situación acarreará problemas ecológicos, económicos y sanitarios por el papel fundamental que estas rapaces desempeñan en la campiña cerealista al controlar las poblaciones de roedores e insectos.

Desde la organización ecologista y junto a grupos de voluntarios preocupados por el declive de la especie se está alertando a las diferentes Delegaciones Provinciales de Medio Ambiente para que actúen y señalicen los nidos mediante banderolas. Consideramos que esta mortandad es evitable, y se debe actuar con diligencia y celeridad desde los servicios centrales de la Consejería y sus correspondientes delegaciones. Las cosechas ya se están recogiendo en nuestras campiñas y exigiremos la depuración de responsabilidades ante este nuevo atentado a nuestro Patrimonio natural.

Ecologistas en Acción viene insistiendo desde hace muchos años ante los responsables de la gestión del medio natural de la Consejería, que la solución real a este problema pasa por retrasar la fecha de la cosecha, al menos hasta el 15 de junio, cuando la mayor parte de las jóvenes aves tienen capacidad de volar. Esto resultaría posible si hubiese suficiente coordinación con la Consejería de Agricultura, la otra administración directamente responsable del declive de estas rapaces y otras especies de aves esteparias, y se revisasen las prioridades y partidas presupuestarias de muchos de sus destinos inútiles y en especial las ayudas de la PAC que contempla estas medidas de conservación de nuestra biodiversidad como exige la Unión Europea.




Visitantes conectados: 442